La Audiencia de Álava juzgará a la familia la próxima semana.

Procesan al padre, abuela y tres tíos de una menor por abusar de ella y esclavizarla 20 años

11/03/2017 13:11 |0

La víctima tenía solo seis años cuando comenzó su calvario. La Fiscalía de Álava exige penas de prisión que van desde los 6 a los 18 años

Una joven vitoriana sufrió un calvario en su propia casa desde los seis años hasta los 26. Hasta cinco integrantes directos de su familia -padre, abuela y tres tíos- presuntamente abusaron de ella, la humillaron, acosaron y esclavizaron amparados en la privacidad de su casa. Eso es lo que sostiene la Fiscalía de Álava, que exige severas penas -de seis a dieciocho años- para los procesados. El truculento caso, inédito en Álava por el inusual número de encausados y sus lazos consanguíneos, se celebrará a finales de la próxima semana en la Audiencia Provincial de Álava.

La causa pone los pelos de punta y recuerda por momentos a los angustiosos casos de Natascha Kampush, la chica austriaca secuestrada ocho años, o de las estadounidenses Amanda Berry, Gina DeJesus o Michelle Knight, conocidas como las secuestradas de Cleveland. Desde los seis a los trece años, la víctima supuestamente sufrió todo tipo de atrocidades a manos de su progenitor. Siempre en el domicilio paterno. El escrito de la acusación, al que ha tenido acceso EL CORREO, habla de amenazas por parte del encausado que «decía a su hija que no contara nada, porque si no ya sabía lo que iba a pasar».

A los diecisiete años, este sujeto presuntamente la echó de casa. Dos años más tarde, en 2006, la chica empezó a vivir «de manera continua» en la vivienda de su abuela paterna, quien ahora cuenta con 79 años. Allí pasó siete largos años. Siempre según el Ministerio Público, padeció otra pesadilla a manos de los suyos.

Se propasaban «a diario»

En ese piso también residían tres de sus tíos. Todos se propasaron con ella «casi a diario». La abuela, acusa la Fiscalía, le dispensó un trato «absolutamente vejatorio». Además de insultarla y acusarla de querer acostarse con sus tres hijos, «le obligaba a realizar los recados de toda la familia y las tareas domésticas, la privaba de comida o de productos básicos de higiene, tiraba su ropa al váter y mantenía un férreo control sobre sus horarios y gastos, con continuos reproches de quedarse con el dinero». Por si fuera poco, supuestamente le ‘regalaba’ tirones de pelo, puñetazos, patadas y amenazas cuchillo en mano.

La víctima compartió dormitorio con uno de sus tíos, 27 años mayor. Este individuo abusó de ella «prácticamente todas las noches». Otro, veintiún años más que ella, también la sobaba y amedrentaba con frases como «déjame tocarte, está bien visto, no pasa nada, queda todo en familia, que Adán y Eva eran hermanos y mira lo que hacían». Por último, presuntamente recibía «bofetadas» e insultos de manera habitual del tercer pariente.

La víctima jamás recibió atención médica tras las amenazas sufridas y padece «una lesión psíquica». Para el padre, la Fiscalía reclama dieciocho años de prisión. Seis en el caso de la abuela. Mientras que las peticiones a los tíos oscilan entre los seis y los dieciséis años de cárcel por los abusos y vejaciones.

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

EN CONTEXTO
COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x