Concentración en repulsa al ataque en la facultad de letras de la UPV.

Una concentración muestra la repulsa a los ataques radicales contra la Universidad

17/03/2017 13:31 |0

La rectora, Nekane Balluerka, afirma que «esto es un problema de la sociedad», que «tiene que estar preocupada»

Decenas de personas y representantes políticos y académicos, con la rectora Nekane Balluerka y el consejero Alfredo Retortillo al frente, se han concentrado este viernes en Vitoria en protesta por la oleada de ataques radicales que han sufrido los campus vascos, y particularmente el alavés, en las últimas jornadas. La concentración, que ha contado también con la presencia del diputado general de Álava, Ramiro González, y el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, entre otros cargos políticos y representantes de partidos vascos, sirvió como «apoyo a las personas que fueron intimidadas en la Facultad de Letras», ha afirmado Balluerka.

«No me canso de reiterar que aquí trabajamos, estudiamos e investigamos 50.000 personas para hacer una sociedad mejor y que tenemos derecho a hacerlo en libertad», ha declarado al término del acto, que se ha desarrollado dentro de la más absoluta normalidad. En la universidad, «cualquier reivindicación tiene cabida siempre y cuando sea de modo pacífico y por eso condenamos tajantemente este tipo de hechos», ha añadido la rectora, que estuvo acompañada por los vicerrectores.

«Problema de la sociedad»

Balluerka ha advertido de que «esto es un problema de la sociedad, no es un problema de la universidad porque no hay ningún lema universitario con un argumento potente». La dirigente de la UPV ha explicado que «además, no tenemos posibilidades de dialogar con estas personas porque el argumento no esmeramente acadécimo. Entendemos que se está produciendo un nuevo fenómeno en la sociedad y, por lo tanto, yo creo que toda la sociedad tiene que estar preocupada».

El último incidente se produjo el jueves sobre las diez y media de la mañana, cuando una decena de encapuchados entró en la Facultad de Letras, en el Campus de Álava, y causó diversos destrozos, entre ellos la rotura de cámaras, del cristal de una de las puertas principales y de la red de voz y datos de la facultad, que quedó «temporalmente incomunicada», como detalló la universidad en un comunicado.

Ante esta situación, que «se viene repitiendo en las últimas semanas», los responsables de la Universidad del País Vasco solicitaron la presencia de la Ertzaintza, con «la intención de proteger la integridad física» de los trabajadores y del alumnado. La Policía autónoma accedió al local que usan los alumnos, cedido por la Universidad, como ‘ikasle gela’. En ese local se incautaron de huevos, pintura y bengalas, entre otros elementos, utilizados para los disturbios en las aulas.

Los responsables de la UPV cursaron denuncia «ante los hechos materiales que se puedan producir», se ha limitado a explicar al respecto la rectora.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x