Amelia Barquín, ayer, en la sala donde impartió su conferencia.

Cuando el velo es una opción

21/03/2017 01:30 |0

La experta Amelia Barquín ve «islamofobia» detrás de ciertos rechazos a esta prenda

Cuando hace un año saltó la polémica en Vitoria por la prohibición de un colegio a una de sus alumnas de entrar en el aula por llevar velo, la ciudad entera se sumó al debate sobre esta prenda de vestir. Meses antes, la chispa saltaba en Beasain por un suceso similar, y antes fue Burgos el escenario de este choque de posiciones. No en vano, el debate sobre el velo lleva dos décadas en la sociedad sin que se haya alcanzado un acuerdo sobre su uso. Por ello, ayer la profesora de la Universidad de Mondragón Amelia Barquín ofreció en Vitoria una conferencia en la que analizó lo que rodea a esta cuestión y ofreció un punto de vista feminista sobre ello. Todo bajo la pregunta de ‘¿Cuáles son nuestros velos?’, ya que esta experta recordó cómo en la cultura occidental existen otras imposiciones asumidas por las mujeres.

El encuentro estaba organizado por las Aulas de la Tercera Edad, y Barquín también reflexionó sobre la interculturalidad y las diferentes posturas de las sociedades receptoras a la hora de convivir con los inmigrantes. Aunque el análisis del dilema del velo centró buena parte de su charla, en la que recordó cómo esta situación está muy ligada al patriarcado de cada sociedad. «No hace falta una ley que diga que las mujeres somos inferiores, hay muchas maneras de decir que hemos nacido para sacrificarnos, para amar, para cuidar, estar pendientes de que nuestro cuerpo sea agradable…», repasó esta experta. «En los patriarcados del mundo las mujeres recibimos este tipo de mensajes, en todos los sitios. Mensajes sobre todo ligados al cuerpo y cómo debe ser éste».

Y con la llegada de mujeres procedentes de otras culturas y lugares «están trayendo su patriarcado, el de su lugar de origen. Y eso hace que convivan en nuestra sociedad los patriarcados de distintos orígenes. El nuestro, que nos pasa desapercibido, y los otros, que nos resultan muy visibles porque son diferentes», planteó. Es entonces donde surge el choque, «porque es más fácil ver lo de las otras que lo nuestro», y por eso Barquín expuso las motivaciones de quienes usan ese pañuelo. «Llevarlo es cultural, muchas veces las mujeres explican que el pelo forma parte de su intimidad, y sólo lo muestran a quienes forman parte de ella. Al igual que en nuestra cultura el pecho forma parte de nuestra intimidad y no lo mostramos».

Presiones del entorno

Además, «hay una motivación religiosa, quienes lo llevan sienten que la religión se lo pide así, que es la forma de las mujeres de mostrarse adecuadas. Y sienten que no es una prenda de quita y pon», continuó esta experta. También entra en juego la pertenencia a su comunidad y la propia identidad de quien la lleva. Pero también hay momentos en los que puede surgir un conflicto. «Muchas de ellas dicen que lo llevan libremente, porque lo desean y lo han elegido así; aunque hay otras que lo llevan bajo presión o por obligación. Sucede en diferentes países, como Arabia Saudí, o en algunos entornos», advirtió Barquín.

Algo que se extiende también a algunas personas que ahora residen aquí «y que lo llevan por presiones del entorno».

¿Y cómo debería reaccionar la sociedad receptora ante estos casos? «Si tengo claro que a esta mujer alguien le está obligando a vestir así, ¿debemos imponerle un segundo castigo, un ‘como vas vestida así no entras aquí, no estudias en el aula, no usas el transporte público?’. Entonces seríamos nosotros los que le imponemos otra opresión», valoró, defendiendo que «es muy importante el no excluir o añadir otras opresiones. Dejar a una niña fuera de clase, ¿en qué le ayuda?». Y, desde su punto de vista, detrás de algunas de estas reacciones «estaría la islamofobia. La cuestión no es tanto que se cubra la cabeza como que se note que es musulmana. A veces detrás de todo esto hay una desconfianza, un temor u odio a lo que es musulmán».

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x