Desde enero, nadie responde a los teléfonos que todavía se muestran en las ventanas de la asesoría.

La estafa de un gestor de fincas de Rekalde supera los 100.000 euros

15/02/2017 16:15 |0

Al menos 18 portales inician los trámites para exigir la devolución del dinero sustraído de sus cuentas corrientes con facturas injustificadas

«Cada vez que nos pedía una derrama nos temblaban las piernas. Espero que ahora al menos le tiemblen a él». Los vecinos del número 36 de la Carretera Larraskitu no va a perdonar «ni un euro» a P. M. R., gestor de fincas que, según sus cálculos, les habría estafado «16.000 euros» en cinco años. Aunque reconocen no poder precisar al detalle la cuantía del desfalco -«sólo hemos contado lo gordo», matizan-, porque el responsable de la asesoría que llevaba su comunidad desapareció en enero con todos sus documentos.

Están a la espera de revisarlos una vez los recuperen, algo a lo que se comprometió el propio autor confeso del fraude en declaraciones a EL CORREO el pasado sábado. Se los debe devolver a este portal y al menos a los otros 17 de los barrios de Rekalde, El Peñascal y Betolaza, en Bilbao, que han puesto sus casos en manos de consultorías especializadas para exigir la devolución del dinero sustraído y que, según sus propios cálculos, supera los 100.000 euros.

En la misma situación se encuentra el portal contiguo, el 38 de Larraskitu, donde el agujero que les ha dejado este gestor, según sus residentes, supera los 10.000 euros. «Ese dinero no es sólo para comer como dijo el otro día», critican tras lamentar haber sido «tan confiados y darle las cartillas y todo».

En Betolaza también muestran su estupor ante la estafa protagonizado por Asesoría Larraskitu S. L.. En el número 56 se llevó al menos 6.000 euros, según su presidente. «Nos cobraba 125 euros al mes pero, sólo el año pasado, nos giró dos recibos de 950 sin justificar y otro de 465, todos a nombre de su mujer», explica. Peor fue lo ocurrido en el bloque contiguo, donde se percataron del problema a principios de enero cuando les denegaron el seguro del edificio por impago. «No había dinero ni para pagar el recibo anual», subraya.

Son ya al menos cuatro los asesores que trabajan por concretar el alcance de la estafa de una gestoría que estaba en activo desde 2004. De ahí el temor a que la sustracción sea «todavía mayor del que pensamos». Como precaución, las comunidades están solicitando ya extractos a sus bancos de operaciones realizadas desde 2012, el máximo de cinco años que permite la ley. Y se plantean ir más lejos, aunque «para solicitar esta información debemos pedir una orden judicial», advierten.

Devoluciones de recibos

Otra medida para minimizar al máximo las pérdidas vecinales es recurrir a las entidades financieras que guardan sus mermadas cuentas. En estas oficinas están solicitando la devolución de los recibos girados por este gestor de fincas desde hace dos meses, una opción legal a su alcance. Los responsables bancarios reconocen que tramitan la recuperación de más de 3.000 euros por esta vía.

Al mismo tiempo que los vecinos buscan por su cuenta soluciones al desfalco, el abogado de P. M. R. ha iniciado una ronda de contactos «cordiales» con los nuevos administradores de los inmuebles para devolverles los libros de actas y otros documentos, al tiempo que plantear una negociación de la deuda. «Nos pide una quita, que aceptemos recuperar menos dinero del que nos han robado, y encima más tiempo para devolverlo», protestan los afectados.

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x