Janire considera que "una ciudad sin coches es posible".

La gernikarra Janire Nogales recorre un centenar de islas sin vehículos a motor

GernikA-LUMO 07/01/2017 00:14 |0

Anima a conocer estos lugares paradíacos a través del libro 'Atlas de islas sin coches'

Existen algunos rincones del mundo en los que no se hace uso de vehículos a motor. La gernikarra Janire Nogales muestra varios de esos lugares remotos e insólitos, libres del consumo de carburante y de las emisiones que producen las comodidades de la vida urbana en el libro titulado ‘Atlas de islas sin coches’ , que ja escrito junto a Ander Claver.

A través del ejemplar que ya se puede adquirir en cualquier librería el público podrá recorrer un centenar de islas cuyo punto en común es carecer de vehículos sobre el asfalto. «Son lugares a los que probablemente nunca irán pero que gracias al libro podrán sentirlos como cercanos», explicó la gernikarra.

Janire Nogales cede todo el protagonismo a sus islas y utiliza un tono distendido y cercano para asomarse a cuestiones culturales, medioambientales y sociales de estos bellos lugares. «De una manera entretenida quiero que el lector descubra rincones de los que nunca ha oído hablar y compare con otros que en la actualidad están sobreexplotados por un turismo hasta tal punto que se ha convertido en un problema fundamental, como sucede en el caso de Venecia», aseguraron los autores.

La publicación, que recoge ilustraciones de los artistas Laura de La Cruz González y Jorge Calvo, hace un repaso también por algunos ecosistemas a los que las instituciones les dan la espalda, sin tener en cuenta la fragilidad de su presente y futuro. «Sucede con islas como una norteamericana que, por efecto del cambio climático, llegará a desaparecer. La vida allí es espectacular, parece que el tiempo se ha detenido, pero nadie hace nada para evitar su fatal destino», admitió.

Prohibición en Madrid

En opinión de Nogales la drástica medida impuesta por las autoridades madrileñas de prohibir la circulación de determinados vehículos por el centro de la ciudad debido a la alta contaminación resulta «poco efectiva. El que lo días pares solo transiten los coches con matrícula par o terminada en cero y viceversa, no acabará con la polución. La sociedad no es la culpable de la situación a la que hemos llegado si no sus gobernantes. Este libro es un ejemplo de que una ciudad sin coches es posible», añadió.

La gernikarra se embarcó en esta aventura con el objetivo de conseguir créditos para su licenciatura de Filología Hispánica. «Me propusieron la idea y ha sido toda una experiencia que, de momento, no sé si volveré a repetir. Quien sabe», apostilló.

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x