Basura acumulada en un contenedor de Gernika.

El nuevo sistema de recogida de basuras pone en pie de guerra a vecinos de Gernika

Gernika-LUMO 10/01/2017 23:42 |0

Cuestionan la retirada de contenedores en varias calles por obligarles a «desplazarse a puntos más lejanos para depositar las bolsas»

El nuevo sistema de recogida de basuras que el Ayuntamiento de Gernika implantó hace tan solo dos meses ha puesto en pie de guerra a los vecinos. El esfuerzo económico que la Administración local ha hecho con la compra de nuevo material y una veintena de vehículos, que a diario se afanan en mantener limpias las calles y plazas del municipio, ha obligado a acometer algunas modificaciones en el funcionamiento del servicio que, en opinión de algunos ciudadanos de la calle Txorraburu, «nos resulta incómodo».

La adquisición de camiones para la recogida de la basura de mayores dimensiones ha obligado a retirar contenedores de algunas calles ante la imposibilidad de circular debido a su estrechez. «En nuestro caso, hasta ahora contábamos con tres grupos de contenedores a lo largo de la vía para depositar las basuras y el reciclaje, pero ahora nos encontramos con que los han retirado todos», se quejan en Txorraburu.

La reducción o la eliminación de estos depósitos en algunas vías obliga a diario a los convecinos a desplazarse con las bolsas de basura en busca de los puntos limpios más cercanos, «que se encuentran a varios metros de donde vivimos y que encima casi siempre están repletos de basura porque tienen que soportar el depósito de los desechos de los vecinos que viven en la calle donde están instalados más de los que venimos de las comunidades adyacentes», critican también algunos residentes de la calle Pedro Elejalde. «Detrás del instituto, de hecho, hemos estado días y días con un montículo de bolsas de basura porque la gente sigue dejándolas donde acostumbraba hasta ahora», apuntaron.

Los gernikarras que han visto reducido de manera notable el número de contenedores reclaman al Ayuntamiento «que al menos refuercen los que han mantenido para que puedan entrar todos los desechos», proponen.

Refuerzos

El nuevo parque móvil del servicio de limpieza de Gernika cuenta con tres barredoras, de las que una dispone de motor eléctrico, al igual que tres sopladores. Otros tres vehículos, también eléctricos, se destinan a la limpieza de sumideros y retirada de las hojas caídas de los árboles. El Ayuntamiento también ha puesto en marcha cinco carritos barrido y un remolque hidrolimpiador para la retirada de pintadas, zonas con verdín y manchas de grasa. Una baldeadora de calzadas y un vehículo de inspección completan el conjunto, junto con otros aparatos.

El equipamiento de limpieza consta, además, de siete ‘Mupis’ o mini puntos fijos para el reciclaje de cedés, bombillas, teléfonos móviles y pilas, entre otros desechos. «Están muy bien, aunque el que está en la confluencia de Txorrobaru y Carlos Gangoiti convendría reubicarlo mejor porque obstaculiza la visión de los conductores», matizaron .

«Sería conveniente que refuercen los depósitos para que puedan entrar todos los desechos»

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x