Detenido tras colarse en la comisaría de Gernika y enfrentarse a un policía municipal

13/02/2017 06:59 |0

El hombre, de 41 años, al que se le había retirado una moto el día anterior, está acusado de atentado contra agente de la autoridad al resultar el guardia herido leve

Un individuo se coló a primera hora de la mañana de ayer en la comisaría de la Policía Municipal de Gernika y se enfrentó a un agente que custodiaba el inmueble. El hombre, de gran corpulencia y actitud agresiva, fue reducido por tres policías locales, uno de los cuales resultó herido de carácter leve. Eran aproximadamente las ocho de la mañana y, al parecer, el intruso se encontraba bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

El día anterior, la Policía local le había retirado una motocicleta por circular con ella sin carné y acudía a la sede policial para reclamar que se la devolvieran. Al entrar en las dependencias se encaró con el guardia que se cruzó en su camino y ambos empezaron a forcejear. Los dos miembros de una patrulla veterana que se encontraban en ese momento en comisaría acudieron en auxilio de su compañero y los cuatro terminaron en el suelo.

El detenido, J.I.L.B., de 41 años y vecino de Gernika, fue acusado de un delito de atentado contra agente de la autoridad y, tras ser puesto a disposición judicial, quedó en libertad a la espera del juicio rápido que se celebrará hoy mismo, según confirmaron fuentes oficiales. No era la primera vez que este hombre era detenido por un delito de atentado, según señalan desde la Policía.

Sin cámaras

El Sindicato Vasco de Policía y Emergencias (SVPE) asegura que lleva un año denunciando «la falta de medidas de seguridad» en la comisaría de la Policía Municipal de Gernika y que hasta la fecha sus demandas no han sido escuchadas. La sede carece de cámaras de videovigilancia y videoportero, y «la puerta siempre está abierta». «En el interior se encuentra el armero, el dinero de la recaudación de las multas e información muy sensible como las fichas de los detenidos», sostiene Gorka Monedero, portavoz del SVPE. «¿Cómo es posible que la biblioteca y el Ayuntamiento tengan cámaras y la comisaría no?», se pregunta Monedero. «Es tercermundista», critica.

El responsable del cuerpo, José Antonio Enbeita, aclara que «en ninguna comisaría está la puerta cerrada y en Gernika lleva así desde que existe, hace ya 35 años». El mando confirma que «los agentes reclaman que se instalen cámaras por si ocurre un caso para presentar las imágenes en el juzgado».

Fuentes municipales matizan que en el Consistorio de la localidad vizcaína hay instaladas cámaras de seguridad, aunque «sólo en las zonas de economía». El modelo policial que defiende el actual equipo de Gobierno pasa por la proximidad, por la atención al público como primera labor de la Policía local. Por eso en la comisaría no existe mampara de seguridad y el acceso está siempre abierto de par en par.

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x