La iglesia Santa María se encuentra en pleno casco urbano, a escasos metros del mar.

Lekeitio clama por la «urgente» reparación de la cubierta de la parroquia Santa María

lekeitio 14/02/2017 23:38 |0

En dos de sus capillas ha sido necesario colocar cubos para recoger el agua que se filtra en días de lluvia

La iglesia Santa María de la Asunción de Lekeitio hace aguas. El templo, referente destacado del arte gótico tardío de Bizkaia y uno de los principales atractivos turísticos del municipio, sufre importantes filtraciones debido al deterioro de su tejado. Su ubicación, a escasos metros del mar, la han convertido, además, en lugar de reposo de gaviotas y palomas que han agravado aún más el estado de buena parte de la cubierta del edificio, declarado Bien Cultural con la categoría de Monumento Histórico-Artístico de interés nacional.

«Con el paso del tiempo, el agua ya ha hecho su camino a través de la columnas del templo y es normal que los feligreses se sientan apenados con la situación», apuntan responsables de la parroquia. La situación resulta más evidente en las capillas de Santa Ana y de la Vera Cruz donde el agua se recoge en baldes cuando llueve. «Para los que venimos a misa con frecuencia no es nada nuevo, pero los que acuden a ver el retablo mayor no se llevan una buena impresión. Es necesario actuar con urgencia», reconocieron varios miembros de la comunidad cristiana de la villa turística.

Visitas estivales

Las primeras estimaciones cifran el coste de los trabajos de reparación en unos 100.000 euros. La junta parroquial ha trasladado la situación al Obispado, que analiza la manera de financiar la reformas, así como al Ayuntamiento que, aunque carece de competencias sobre el edificio ha mostrado su disposición e interés para tratar de encontrar una solución e implicar a otras administraciones supramunicipales. Aunque la Diputación reserva una partida anual para el mantenimiento de este tipo de inmuebles, la mayor parte de las restauraciones de las iglesias son financiadas por las propias parroquias.

Tras varios años sin recibir visitas, el templo se convirtió el pasado verano en uno de los lugares más frecuentados por los turistas que acudieron a Lea Artibai. En concreto, registró más de 2.500 personas interesadas en conocer el patrimonio frente a las 1.200 contabilizadas la campaña anterior. La mayoría acudieron atraídos especialmente por su retablo mayor.

De estilo gótico hispano-flamenco o isabelino, está considerado por los expertos como una de las joyas de la retabilística vasca y ha sido catalogada como la tercera de todo el estado, tras los que se encuentran en las catedrales de Sevilla y Toledo. «Guarda una gran semejanza estilística y conceptual con la de Oviedo», según los historiadores.

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x