El rapero Drake.

La revolución del 'streaming' llega a los Grammys

Los ángeles 10/02/2017 13:24 |0

Chance the Reaper ofrece sus obras de manera gratuita en internet y basa sus ganancias en los conciertos

El 'streaming' ha transformado rápidamente la industria de la música y si hay un lugar para confirmar el poder del formato, tiene que ser los premios Grammy. El premio más prestigioso de la música, que se entrega el domingo en una gala en Los Ángeles, consideró este año por primera vez sencillos que sólo fueron lanzados en plataformas digitales.

El mayor beneficiado fue Chance the Rapper, cuyo 'Coloring Book' salió solo en 'streaming', primero a través de Apple Music y luego en otros servicios como el popular Spotify. El intérprete de 23 años, conocido por incorporar elementos de gospel en hip-hop, compite por siete Grammys, incluido Mejor Artista Nuevo.

El artista de Chicago ha dicho que no planea vender ninguna de sus canciones. La gratuidad de su música forma parte de una estrategia de redes sociales y sus ingresos vienen de los conciertos. "Hay tantas maneras de mover la música por ahí. Siento que tratar de vender un álbum es medio obsoleto hoy", dijo el intérprete cuyo disco fue el primero en llegar a la lista semanal de ventas de Billboard sólo a través de descargas digitales. "Te da más espacio para crear y poner tus cosas", dijo a Jimmy Fallon en su programa The Tonight Show.

El 'streaming' ha despertado optimismo entre los ejecutivos de la industria de la música, que han visto crecimiento en sus cifras por primera vez desde que arrancó la era de internet. En Estados Unidos, el mayor mercado del mundo, las suscripciones a servicios de música en 'streaming' se duplicaron solo en 2016, según la firma de análisis BuzzAngle Music.

Larry Miller, director del programa de negocios de la música en la Escuela Steinhardt de la Universidad de Nueva York (NYU), señaló que el cambio en Academia de Grabación, la institución que lleva los Grammys, llevará a más lanzamientos exclusivos en 'streaming'. "No es definitivamente el primero y probablemente tampoco el último, pero es tal vez la afirmación de validación más importante sobre el surgimiento, y tal vez hasta el dominio, del 'streaming' como la forma en que muchas, si no la mayoría, de las personas están encontrando y escuchando música", dijo.

Los tres álbumes más vendidos el año pasado en Estados Unidos, que compiten en la prestigiosa categoría de Álbum del año, mostraron la diversidad de estrategias a través del 'streaming'. Beyonce, que lidera los premios con nueve nominaciones, lanzó su álbum 'Lemonade' -no anunciado previamente- en Tidal, el nuevo servicio de 'streaming' dirigido por su esposo Jay Z. Un día después lo comenzó a vender en iTunes y dos semanas después sacó el CD, pero hasta ahora no lo colocó en los competidores de Tidal: Spotify y Apple Music.

El rapero canadiense Drake sacó 'Views' en Apple exclusivamente por dos semanas antes de ir a otros servicios, un triunfo para el gigante tecnológico que promueve su naciente servicio de 'streaming'. No obstante, la baladista británica Adele lanzó '25' -el álbum más vendido de los últimos años- sólo en CD, vinilo y compras digitales. Sólo utilizó el 'streaming' siete meses después. Miller explicó que la estrategia de Adele responde a su amplio nivel de popularidad. "Pero no es una estrategia de lanzamiento que puedan asumir más que un par de artistas con una enorme base global de fanáticos de mayor edad y dinero", indicó.

La superestrella pop Taylor Swift, cuyo '1989' ganó el Grammy a Álbum del Año en la edición pasada, también se resistió inicialmente al modelo y emprendió una campaña contra Spotify. No está sola en su crítica. Aunque el número de artistas que buscan boicotear el 'streaming' ha disminuido, muchos se quejan de que los ingresos son mezquinos, excepto para las mega estrellas.

Algunos han visto las posibilidades del 'streaming' y experimentado sus inconvenientes. El aclamado artista de hip-hop Frank Ocean cumplió un contrato con el estudio cuando lanzó en Apple Music un trabajo visual. Y al día siguiente, independientemente, lanzó su esperando segundo álbum, 'Blonde'. El audaz movimiento indignó a Lucian Grainge, el mandamás del gigante de la música Universal, que prohibió las exclusivas futuras.

Kanye West, que va por ocho Grammys, declaró 'The Life of Pablo' un "álbum vivo" que seguiría ajustando después de su lanzamiento en Tidal. Pero el servicio no informó los datos sobre el comportamiento del álbum, lo que significó que el disco sólo entró en los ránkings una vez que el rapero amplió su salida al mercado dos meses después.

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x