«Los refugiados no somos números»

16/02/2017 09:22 |0

Mediaset y ACNUR han producido 'La Niña Bonita', un documental que narra el éxodo hasta Alemania de una familia de sirios. «El objetivo es concienciar, necesitan ayuda»

Hala es una niña de 15 años a la que le gusta la nieve, jugar con su hermana pequeña y que quiere ser ingeniera informática de mayor. Unos sueños que se desvanecieron cuando la guerra estalló en Siria en 2011 y tuvo que escapar de Homs, su ciudad natal, después de que una bomba destrozara su casa. Ahora es una refugiada más. La iniciativa solidaria de Mediaset ‘12 meses, 12 causas’ da el salto a televisión con el documental ‘La Niña Bonita’, que narra la historia de Hala, sus padres y sus dos hermanos pequeños por llegar a Alemania pasando por los campos de refugiados del norte de Grecia. Una iniciativa en la que ha sido imprescindible la colaboración de ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados, y que se estrenará próximamente en el canal Be Mad aunque ya está disponible en el portal de internet Mitele.es.

El documental está dirigido por la joven Julieta Cherep, que desde pequeña supo lo que era vivir en una familia de refugiados. Sus bisabuelos huyeron de Ucrania a Argentina después de que la Alemania nazi invadiera el país. Sus abuelos y su madre, la directora de comunicación de Mediaset, Mirta Drago, hicieron lo propio cuando un golpe militar derrocó el gobierno de Chile en 1973. «Cada vez que veía las imágenes de los refugiados sirios en televisión me acordaba de las historias que se habían contado en mi casa desde que tengo uso de razón, así que decidimos ponernos en marcha y hacer este documental porque también es mi propia historia», explica Julieta a este periódico. Cuando empezó a contar su idea ACNUR le abrió las puertas desinteresadamente y fueron sus propios amigos los que colaboraron en la realización de forma gratuita. El equipo de ‘La Niña Bonita’ convivió en el campo de Lagadikia (norte de Grecia) con la familia de Hala, que estaba esperando un visado a Alemana, país al que su padre había podido llegar previamente. «Este es mi salón, estos son los cuartos y estos nuestros vecinos», narra la joven frente a las improvisadas tiendas de campaña donde vive, mientras recuerda su feliz pasado en Homs, adonde desea regresar en el futuro.

Esperanza en sus ojos

El documental intercala imágenes con la juventud de la propia Drago, en Chile, cuando se tuvo que refugiar en la embajada argentina, donde dormía entre colchones. Este detalle se lo revela ella misma a Hala, con la consiguiente sorpresa de la niña. «¿Tú también has sido refugiada? Entonces hay esperanza», dice mientras se le ilumina la cara.

La directora es una joven que es hija, nieta y bisnieta de refugiados

Para la directora del comité español de ACNUR, la exministra de Asuntos Sociales Matilde Fernández, el objetivo de este documental es claro. «En Europa los gobiernos tienen miedo de acoger a refugiados, porque temen que se pueda colar alguien del ISIS. A esta imagen no ayudan las noticias negativas en los medios, sin embargo este documental es positivo, tiene como objetivo concienciar a la población de que los refugiados son personas normales, que necesitan ayuda», defendió durante la presentación ayer del trabajo.

Allí también estaba Hala, que fue contundente en su mensaje: «Los gobiernos que cierran las fronteras a los refugiados deberían hacer lo mismo con las armas que llegan hasta mi país. La gente piensa que los refugiados somos mala gente, no somos números , somos personas que piensan». Ahora vive en Alemania, donde se ha vuelto a reunir con su padre y ha retomado sus estudios.

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x