El Sevilla encuentra la fortuna en Canarias

La táctica de Quique Setién de no hacer ningún cambio hasta el tanto de Correa agotó a sus hombres y benefició a los andaluces en el tramo final

|0

Salió el Sevilla al estadio de Gran Canaria con el aliento de sus perseguidores por una plaza de Champions en la nuca. La Real Sociedad venció el viernes y el Villarreal empató en la matinal de este domingo, por lo que los de Jorge Sampaoli necesitaban una victoria para seguir aspirando a estar en la máxima competición continental la próxima temporada. Porque en la plantilla sevillista, tras comenzar la segunda vuelta de una manera titubeante fallando en el campo del Espanyol y en el Pizjuán frente al Villarreal, ya no se mira con tanto ahínco la primera plaza de la clasificación. Han sido conscientes en el plantel del Sevilla que aspirar a ganar una Liga por encima de los 85 puntos sólo está al alcance de Real Madrid y Barcelona.

Con esta mentalidad el técnico argentino planteó un once basado en lo defensivo en la medular, porque conocía bien las virtudes de los canarios en esta parte del campo. Roque Mesa, que en verano fue durante unas horas jugador sevillista, fue el sostén de Las Palmas para anular cualquier acción ofensiva del cuadro andaluz durante la primera mitad. Jesé tuvo un mano a mano con Sergio Rico y sacó de su posición en más de una ocasión a Mercado. El debut como titular del ex del Real Madrid y PSG resultó prometedor. En el bando visitante sólo Nasri creaba un poco de inquietud en la meta defendida por Javi Varas. El portero insular fue el responsable de la gran parada del choque a falta de un minuto para el descanso, cuando el ‘Mudo’ Vázquez cerca estuvo de adelantar al Sevilla de un gran disparo desde la frontal.

Sampaoli se dirigió al vestuario llamando la atención de algunos de sus hombres que iban pasando por su derecha. Nada cambió en la reanudación. Sergio Rico seguía salvando a sus compañeros en jugadas aisladas pero peligrosas del ataque canario. Sólo Vitolo daba alas a la esperanza andaluza, pero cuando no se topaba con Varas, lo hacía con la defensa pese a disparar a puerta vacía. Tampoco Ben Yedder tenía su noche. El delantero lleva varias jornadas sin anotar un tanto pese a ser el máximo goleador del equipo esta temporada con 15 dianas. Perdonaba tanto el Sevilla que se pensó en la tragedia en el banquillo. De ahí que a falta de 10 minutos el cuadro sevillista agotara sus cambios, mientras que Quique Setién todavía mantenía a sus once jugadores del pitido inicial. Un duelo táctico que se resolvió a favor de los hispalenses. Uno de los recién incorporados, Correa, marcó en una jugada simple aunque efectiva. Sergio Ricó sacó en largo, Iborra la peinó de una forma suave y la recogió el ‘Tucu’ para materializar el gol.

Setién se dio cuenta del error tarde. Realizó de inmediato dos cambios, pero no pudo hacer nada con el cansancio acumulado de sus hombres más físicos. Les pasó factura en el tramo final y ello lo aprovechó el Sevilla para llevarse por la mínima los tres puntos de las islas afortunadas. Acaba de esta forma con las dudas de las últimas semanas y vuelve a mirar a lo más alto.

COMENTARIOS

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x