El Villarreal asalta Balaídos y desbanca a la Real Sociedad de la quinta plaza

Un tanto de Soldado da tres puntos de oro a los de Escribá

vigo |0

El Villarreal continúa con su ascenso y ya es quinto después de derrotar al Celta de Vigo, que se descuelga de la pelea por la Liga Europa, en un partido en Balaídos que decidió un solitario gol de rebote de Roberto Soldado en la recta final del primer tiempo.

La primera parte estuvo marcada por la batalla táctica. Berizzo y Escribá demostraron tener bien estudiado a su rival. El Celta, con unas asfixiantes marcas individuales por todo el campo, logró evitar que Trigueros y Bruno entraran en juego; el Villarreal, muy bien plantado, sólo sufría con las carreras de Bongonda por la izquierda.

Por ahí, llegó casi todo el peligro del Celta en el primer acto. El extremo belga disfrutó de una buena ocasión en el minuto 23 pero su remate, cruzado, se fue contra la red lateral. Antes Rossi también había probado a Andrés Fernández con un potente disparo.

La primera ocasión para el Villarreal no llegó hasta la media hora, después de que un centro de Soriano se pasease por delante del área pequeña del Celta sin que Soldado y Bakambu llegasen a rematar. Los de Escribá hacían daño con sus transiciones rápidas y cuando encontraban a Trigueros. Él se inventó, poco después, la mejor oportunidad para su equipo pero Soriano erró ante Sergio, con Bakambu pidiéndole el balón en el segundo palo.

Respiró el Celta pero no demasiado porque al filo del descanso el Villareal castigó una de sus debilidades, la defensa en las acciones a balón parado; una falta que cabeceó hacia atrás Mussachio y el rechace le rebotó en la cabeza a Soldado, que convirtió de ese modo el gol.

El tanto desactivó al Villarreal, que en el arranque del segundo periodo cedió el balón a su rival. Y con la pelota en su poder el Celta es mucho más peligroso. En el minuto 55 pidió penalti después de que Hugo Mallo, tras una buena diagonal, cayese en el área tras sentir el contacto de Soriano.

El dominio celeste era abrumador pero Andrés Fernández apenas sufría. Berizzo buscó más pegada con la entrada de Beauvue y Aspas pero fue Rossi (min.76) quien rozó el empate. El asedio era absoluto. En la recta final del choque ambos equipos pidieron penalti: el Celta por mano de Víctor Ruiz y el Villarreal también por mano de Roncaglia. Melero López no señaló ninguno.

COMENTARIOS

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x