Ashton Eaton, con la medalla conquistada en Río.

Ashton Eaton, el atleta más completo de la historia, dice adiós

madrid 04/01/2017 22:32 |0

El recordman mundial de decatlón anuncia su retirada a los 28 años a la vez que su mujer, Brianne Theisen-Eaton, medalla de bronce en los Juegos de Río

El estadounidense Ashton Eaton, considerado el mejor decatleta de la historia, ha anunciado su retirada a los 28 años mediante una carta en la confiesa que, tras conseguir dos medallas de oro olímpicas y lograr batir el récord de la especialidad, "no hay mucho más que quiera hacer en el deporte".

"Lo he dado todo por el decatlón. He hecho todo lo que he podido. Gracias por hacer de esta época la mejor época de mi vida. Me retiro", manifiesta Eaton, quien logró su primera presea en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y que reeditó triunfo en los de Río 2016. "He dado los mejores años de mi vida a descubrir mis límites en esta especialidad", agrega el decatleta nacido en el estado de Oregon.

En los Juegos de Río, Eaton se convirtió en el tercer hombre de la historia en revalidar su título olímpico en el decatlón, después de Bob Mathias (1948, 1952) y Daley Thompson (1980, 1984).

Eaton fue dos veces campeón del mundo de decatlón, en Moscú (2013) y Pekín (2015). En este último certamen batió el récord del mundo, estableciéndolo en 9.045 puntos. Una hazaña que le valió ser designado como mejor atleta de ese año por la IAFF.

El estadounidense fue también tres veces campeón del mundo de heptatlón en pista cubierta, disciplina de la que posee asimismo el récord mundial con 6.645 puntos.

Fatiga mental

Easton ha anunciado su retirada a la misma vez que su esposa, la canadiense Brianne Theisen-Eaton, quien logró la medalla de bronce en la competición de heptatlón en los Juegos de Río.

Brianne Theisen-Eaton, doble medallista de plata en los Mundiales de 2013 y 2015, también fue campeona del mundo en una ocasión, el año pasado bajo techo en Portland. En un mensaje en Twitter, Theisen-Eaton confesó que sintió "una fatiga mental" al concluir el heptatlón de Río 2016. "Fue como si no quisiese hacer nunca más un heptatlón", explicó, acompañando el mensaje con una foto tras cruzar la línea de meta en la última prueba, los 800 metros, en la que Brianne aparece de pie, con la mirada perdida, rodeada de rivales tiradas en el suelo, exaustas.

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x