Polideportivo de Matiena en el que se encuentra el nuevo rocódromo.

La falta de un control de acceso impide abrir en Abadiño el nuevo rocódromo, listo desde septiembre

ABADIÑO 12/01/2017 23:52 |0

El Ayuntamiento valora en estos momentos el sistema que llevará a cabo para garantizar la seguridad en las instalaciones

Todo estaba listo en septiembre. Un completo rocódromo de 19 metros de longitud con cuatro cuerpos de distintas dimensiones y grados de desplome iba a permitir la escalada a cubierto tanto a aficionados de esta disciplina como a jóvenes y niños y niñas que desearan iniciarse en esta modalidad. Con una inversión superior a los 28.000 euros, se habían acondicionado dos bulder de 2,90 metros de ancho por 7,5 de alto, un tercero con una anchura de 5,70 y una altura de 3,5, así como una pared lisa de 3,5 y 4,80 respectivamente. «Hemos intentado acondicionar un rocódromo lo más completo posible para que la población pueda practicar este deporte en un recinto cubierto, por lo que no tendrá que preocuparse de si llueve o hace sol», manifestó entonces el alcalde, José Luis Navarro, tras matizar que su creación respondía a la «fuerte afición por la escalada» que existe en el municipio.

Sin personal

Sin embargo, la instalación lleva cerrada desde entonces. El motivo no es otro que la falta de un sistema que regule el acceso al equipamiento. «El polideportivo no cuenta con personal para controlar la entrada y la salida», señala Eneko Etxebarria, concejal de Cultural y Deportes. El complejo multiusos es utilizado por los centros escolares por las mañanas y, por las tardes, acuden un par de clubes federados o bien tres equipos de fútbol amateur. En ocasiones, se utiliza para llevar a cabo algunos cursillos ofrecidos por el Ayuntamiento.

El problema llega los fines de semana cuando no hay nadie que vigile el recinto, algo obligatorio según las ordenanzas que han analizado y que podrían aplicarse en la localidad. «Estamos valorando la posibilidad de colocar un sistema de apertura de puertas que controle la entrada y la salida, no tanto por vigilar, sino por responsabilidad. Los usuarios deben estar asegurados por si pasara algo», subraya Eneko Etxebarria.

Además, están analizando las distintas opciones de acceso como pases individuales o bonos. «Es posible que haya que indicar unos horarios, pero estamos barajando distintas alternativas».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x