Sin comida ni manta gratis: así serán los vuelos oceánicos 'low cost' de Level

21/03/2017 07:24 |0

La nueva aerolínea de bajo coste creada por Iberia conectará Barcelona y Los Ángeles con tarifas a partir de 100 euros y comenzará a operar en junio

Los vuelos 'low cost' han significado la democratización de un medio de transporte hasta hace muy pocos años no apto para todos los bolsillos. Gracias a la brutal competencia de las distintas compañías de este tipo como Vueling o Ryanair, algunas veces sale más barato hacer el mismo trayecto surcando los cielos que por tierra, aunque sea a costa de recortar en ciertos servicios que hasta hace poco eran intocables como los cacahuetes del aperitivo o el periódico. El todo incluido quedaba así reservado para las rutas oceánicas, donde todavía nos dan de comer sin tener que pagar nada a cambio. Hasta ahora. El 'holding' de aerolíneas IAG (Iberia, British Airways, Vueling y Aer Lingus) presentó la semana pasada Level, su compañía de bajo coste que a partir de junio comunicará Barcelona con destinos tan lejanos como Los Ángeles y que promete revolucionar el sector. Aunque sea a costa de más de un sacrificio para los pasajeros.

Y es que los vuelos de largo radio de Level, que contará con dos aviones Airbus A330 nuevos para echar a volar, podrían calificarse de espartanos al carecer de servicios hasta ahora inherentes a este tipo de viajes. En ese sentido, la tripulación, que forma parte de Iberia, no ofrecerá a los 293 pasajeros en clase Turista, con solo 76 centímetros de espacio para estirar las piernas, ni un aperitivo para matar el gusanillo durante las 13 horas que separan Barcelona de Los Ángeles, San Francisco (Oakland), Buenos Aires y Punta Cana (República Dominicana). Ni tan siquiera una mantita para arroparse cuando queramos echarnos un sueñecito en pleno vuelo. Sólo dispondremos de ella, al igual que el resto de los servicios gratuitos en otras compañías con tarifas más altas, previo pago.

Por ejemplo, facturar el equipaje costará 40 euros, ya que el billete solo incluye una maleta de mano en la cabina. Y, si por cualquier circunstancia nos quedamos en tierra, Level, que promete crear 250 puestos de trabajo solo en Barcelona, se negará a reembolsarnos el dinero, aunque nos permite cambiar la fecha del vuelo pagando 150 euros de penalización. Eso, claro, si elegimos la tarifa más 'low' bautizada con el nombre de la nueva compañía, que nos cobrará un extra de 35 euros por los menús que se suelen servir en este tipo de vuelos. En la Básica +, ya está incluida la comida y la facturación del equipaje, mientras que la Óptima nos da la posibilidad de elegir el asiento (en las anteriores solo se permite previo pago), además de recuperar parte del dinero si no podemos viajar. La cantidad completa solo se desembolsa si se opta por la tarifa Flexible.

Billetes por menos de 200 euros

Como es lógico, los precios se disparan a medida que vamos subiendo de tarifa, por lo que a muchos no les importará llevarse de casa un bocadillo para poder hacerse con un chollo de menos de 200 euros. En concreto, un vuelo Barcelona-Los Ángeles con la ida el 22 de junio y la vuelta el 25 del mismo mes se ofrece ya en su página web desde 109 euros, mientras que los billetes a Punta Cana y Buenos Aires se ofertan a partir de 149 euros. Eso sí, hay que aclarar que las plazas disponibles con esos precios tan bajos son muy reducidas.

Y si el dinero no es un problema, los aviones contarán con una zona Premium de 21 asientos, que cuentan con 93 centímetros de espacio para las piernas, con pasajes que costarán unos 600 euros con todos los servicios incluidos, como la facturación del equipaje, la comida con tres platos, bebidas, aperitivos, un servicio de vídeo bajo demanda con los últimos estrenos cinematográficos y, por supuesto, la mantita. Menos la conexión Wifi, que es de pago en todas las categorías de Level.

Pese a todavía no haber comenzado a operar de forma oficial, Level ya piensa en expandirse, además de Madrid, a otras ciudades europeas. Y es que todo indica que los vuelos oceánicos 'low cost' han llegado para quedarse. Norwegian fue la primera en ofertar este tipo de rutas por menos de 200 euros. Y Ryanair -primera aerolínea por número de clientes en España, donde las compañías de bajo coste suponen la mitad del tráfico aéreo (49%)- considera que su reestructuración en los viajes de largo alcance «será beneficiosa para nosotros». Toda una declaración de guerra por parte de la compañía irlandesa en la que los principales beneficiarios serán los pasajeros. Aunque tengan que cruzar el charco con un escaso equipaje de mano.

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x