Trump, durante su comparecencia.

Trump dice que sus órdenes migratorias se centran en «echar a los muy malos»

13/02/2017 22:47 |0

El presidente de EE UU se ha reunido con su homólogo canadiense, Justin Trudeau, quien ha afirmado que no dará lecciones al mandatario norteamericano

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha asegurado este lunes en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, que sus órdenes migratorias tienen como objetivo «echar a los muy, muy malos».

Trump defendió el aumento de las redadas de detención de indocumentados en el país, y aseguró que es una promesa electoral para «capturar a los criminales, a los malos criminales, con historial de abusos y problemas, y echarlos». El presidente justificó su intento de suspender todo el programa de acogida de refugiados por la necesidad de «no dejar que entren los malos».

Por su parte, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, aseguró este lunes que no va a dar «lecciones» al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre acogida y seguridad, pero que Canadá mantendrá su política de «apertura hacia los refugiados, sin comprometer la seguridad», lo que contrasta con las órdenes ejecutivas de Trump, que han intentado suspender todo el programa de asilo estadounidense.

680 inmigrantes detenidos

Este mismo lunes, el secretario de Seguridad Interior del Gobierno estadounidense, John Kelly, ha informado de que los agentes de inmigración han detenido recientemente a más de 680 inmigrantes en distintas operaciones en todo el país. El 75 por ciento de los detenidos tenían antecedentes y condenas en firme por delitos -desde el homicidio a la conducción bajo los efectos del alcohol-, ha explicado Kelly en un comunicado de prensa. Estas detenciones son rutinarias para el Cuerpo de Inmigración y Fronteras, ha subrayado.

Las organizaciones de defensa de los inmigrantes denuncian que estas redadas y detenciones se realizan sin tener en cuenta el nivel de amenaza que supone cada individuo ni los vínculos familiares que tiene ya en Estados Unidos.

En campaña, el ya presidente Donald Trump prometió deportar a entre dos y tres millones de inmigrantes con antecedente, una práctica que también se hacía durante el mandato de su predecesor, Barack Obama, pero entonces no se tenían en cuenta faltas y delitos leves tales como conducir bajo los efectos del alcohol.

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x