La concentración se celebró frente a la central de la pequeña cadena de pizzerías.

Un centenar de personas se concentran en Sopela por la muerte de un repartidor de pizzas

SOPELA 13/01/2017 23:58 |0

ELA y LAB demandan una inspección de trabajo para aclarar las circunstancias del fallecimiento el lunes del joven, que sufrió un accidente el día 30

Un centenar de personas, miembros de diferentes sindicatos, en su mayoría de ELA y LAB, se concentró ayer frente a la pizzería Mec Mec de Sopela tras el fallecimiento el lunes de uno de sus trabajadores, de 24 años y vecino de Gorliz. El joven murió como consecuencia de las heridas sufridas en un accidente el 30 de diciembre mientras realizaba un reparto. Desde LAB, Iratxe Azkue demandó una inspección de trabajo. «Consideran que ha sido un accidente de tráfico y no tienen en cuenta otro tipo de factores como las condiciones laborales. Por eso pedimos que se haga una investigación desde Osalan (Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales), que se tengan en cuenta todos los factores que han podido tener que ver en este accidente de trabajo para saber lo que realmente ha pasado e interponer medidas que en el futuro puedan evitarlos», indicó, recordando que, en lo que va de año, han tenido lugar «dos accidentes laborales».

Josu Otzerinjauregi, representante de ELA, demandó en la misma línea que «se ponga coto a la precariedad laboral. Empieza otro año y seguimos en la misma línea de un accidente cada cinco o seis días, como el anterior», afirmó.

«Trabajador y luchador»

«Trabajador y luchador»

Arkaitz salió de Gorliz –donde se encuentra la pizzería en la que trabajaba– en moto y en la zona de El Abanico, explicaron las centrales, sufrió el accidente, aunque las circunstancias del mismo están siendo todavía investigadas por la Ertzaintza. «Nosotros estamos con la familia, ydestrozados; estamos viviendo un infierno», señaló ayer uno de los propietarios de un negocio familiar que cuenta con una veintena de empleados en Algorta, Gorliz y Sopela. «Él había estado de más joven, con 18 años, y volvió en agosto; le teníamos muchísimo cariño. Esto no es una multinacional, le conocíamos y estamos hechos polvo», lamentó dolido mientras aseguraba que Arkaitz era un chico «reservado, trabajador y luchador».

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x