Los jóvenes podrán decidir el funcionamiento del gaztetxe municipal.

Sondika delega en los adolescentes el diseño de su ocio

14/02/2017 11:59 |0

El Ayuntamiento de Sondika celebró ayer la tercera sesión de ‘Gazte Sondika 2020’, un programa que pretende dar voz a los jóvenes y sus familias para diseñar iniciativas con las que los chavales se sientan identificados. En primer lugar se reunieron hace días el técnico municipal de Cultura, el responsable del servicio de información juvenil de la Mancomunidad de Txorierri, representantes políticos locales y trabajadores de la empresa que gestiona el proyecto a fin de apuntalar los aspectos que garanticen su éxito. El alcalde, Xabier Zubiaur, señala que Sondika es un municipio «innovador» en su apuesta por la juventud. «Tenemos un gaztetxe municipal desde hace veinte años», destacó.

Con ‘Gazte Sondika’, el Consistorio quiere empezar a divulgar «de forma más eficaz» las actividades que organiza para los chavales. Se ha fijado 2020 como horizonte por varios motivos: «Es después de las elecciones, así que no se verá afectado por ellas, y hay margen para desarrollar las acciones que se decidan implantar». En el encuentro del jueves con los padres se planteó que el gaztetxe no solo sea un espacio lúdico, sino que también contribuya al aprendizaje de los jóvenes y su educación en valores como la solidaridad y la convivencia. De hecho, una de las propuestas más ambiciosas que se espera sacar adelante es que bajo la tutela de un equipo técnico gestionen una partida para organizar actividades.

Las adolescentes Alex, Ainhoa, Andrea, María y Maddi agradecieron al término de la sesión que «de verdad se cuente con nosotras». Una de las ideas que plantearon fue un viaje con todos los usuarios del gaztetxe. Ven positivo que el centro también sirva «para aprender a convivir». Sobre la posibilidad de gestionar sus propios fondos, Andrea apuntó que «podríamos ahorrar dinero cada mes y pagarnos en verano algunas salidas». María adujo que si les quieren hacer realmente partícipes del gaztetxe «podrían darnos las llaves, como a nuestros padres, aunque siempre tengamos que acceder con un adulto».

Educación en valores

Más jóvenes y desenfadados, Jon Arcos y Jon Sorando, Asier, Josu y Alosa, menores ente 13 y 14 años, comentaban la jugada al final de la reunión con la mirada fija en el futbolín. Incluirían una videoconsola o la organización de una jornada de ‘paintball’. Tampoco ven con malos ojos que el gaztetxe se use para fomentar la educación en valores y son partidarios de empezar a asumir responsabilidades haciéndose con las llaves del local, aunque sea acompañados de un adulto. Con todo, las monitoras desvelaron que, cuando les propusieron esta posibilidad, cogió por sorpresa al conjunto de los adolescentes. Al fin y al cabo, se les estaba invitando a madurar.

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x