Adif deberá indemnizar a varios vecinos por el ruido de trenes en Balmaseda

balmaseda 13/01/2017 23:59 |0

La Audiencia Nacional hace firme una sentencia sobre el apeadero de La Calzada en la que también obliga al gestor ferroviario a poner medidas correctoras

Adif deberá poner medidas correctoras para reducir el ruido y las vibraciones que padecen los vecinos del paseo Martín Mendía, en Balmaseda, a causa de la cercanía con la que pasan los trenes. La sala de lo contencioso administrativo de la Audiencia Nacional ha dado la razón a las seis personas que en 2012 iniciaron una causa contra los responsables ferroviarios (entonces la dirigieron hacia Feve).

Su suplicio se inició en abril de 2009, cuando abrió el nuevo apeadero de La Calzada para la línea Bilbao-Balmaseda, que aprovechaba un trazado entonces sólo utilizado por unos pocos convoyes de mercancías. «Pasaron de soportar cuatro o cinco trenes diarios a 70», explica Alfonso Terceño, abogado ambientalista especializado en temas de ruidos. La entidad dependiente de Fomento también deberá indemnizar a los demandantes con 7.000 euros cada uno, después de que los tribunales rechazaran el pasado año su último recurso de apelación. Al no haber sido recurrida de nuevo, ahora la sentencia se ha hecho firme.

LAS CIFRAS

7.000 euros es la indemnización marcada a Adif por los tribunales, para los ocupantes de cuatro viviendas que reclamaron judicialmente.

2009 fue cuando se originó el problema, con la apertura del apeadero de La Calzada que multiplicó el tráfico de trenes en ese tramo de la vía.

Aunque la indemnización se limitará a quienes interpusieron el recurso, muchas de las mejoras que debe implementar Adif podrán beneficiar a todos los vecinos. «El nivel de ruido que soporta esta gente supera los límites legales en más de 15 y 20 decibelios. Aumentar sólo tres decibelios supone ya el doble de intensidad sonora. Además el nivel máximo de vibraciones es de 75 y en las casas hay entre 88 y 92», cifra Terceño, quien destaca la importancia del fallo judicial. «Sentencias favorables sobre el ruido en temas de hostelería hay muchas, pero por ruidos de ferrocarriles hay bastantes pocas y cada caso es un mundo», añade.

Soluciones propuestas

El proceso se inició hace años con una reclamación por vía administrativa. Su petición fue desestimada, por lo que recurrieron a la vía judicial, pero el caso cayó en un tribunal de Madrid y el fallo se retrasó hasta el año pasado, cuando el juez les dio la razón y validó el peritaje presentado por los afectados. La sentencia fue apelada ante la Audiencia Nacional, que la confirmó en octubre, y no se ha hecho firme hasta esta misma semana.

El peritaje de Jesús Gil de Juana, presentado por los vecinos y que los tribunales han dado por bueno, plantea que «se puede corregir significativamente el ruido» cambiando los antiguos tendidos ferroviarios de madera por otros «de un material más moderno y fonoabsorbente». Además, propone «la implantación de paneles con forma de semitúnel, así como la colocación de ventanas en las viviendas con gran capacidad aislante».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x