El Dixon's es uno de los cuatro locales que echó la persiana en enero.

La 'calle del Dólar' cotiza a la baja

santurtzi 08/02/2017 13:57 |0

La arteria del recién cerrado Kai-Alde agoniza como foco comercial de la localidad marinera. Suma 39 lonjas vacías y enero ha sido un mes especialmente negro

«Esto ya no es lo que era. Está muy mal. Antes era una zona comercial en la que podías ganar un duro. Ahora, los que seguimos sobrevivimos a duras penas». Carlos Ramos lleva 22 años al frente de la carnicería que lleva su nombre y que se ubica en la calle Itsasalde, antigua Capitán Mendizábal, en Santurtzi. En todo este tiempo detrás del mostrador, el comerciante ha sido testigo del declive de una de las arterias más vivas del municipio, que en su época de bonanza, sobre todo en las décadas de los 60 y los 70, fue bautizada como 'Calle del Dólar'.

De aquel esplendor queda ya poco en 'Capi', como también se le conoce entre los vecinos. «Es el peor momento. Cuando llegué hace 22 años estaban todas las lonjas abiertas», afirma el carnicero. Ahora no. Un total de 39 negocios permanecen cerrados a cal y canto. Y enero ha sido un mes negro: han bajado la persiana hasta cuatro negocios. El más emblemáticos ha sido el Kai-Alde, uno de los restaurantes con más solera de la comarca. Pero también han cerrado el Dixon's, un bar de copas con una dilatada trayectoria; el bar Aldapa, que hasta hace unos años tenía meneo; y una lencería. En septiembre tampoco se libró de la quema el restaurante Lasede, especializado en hamburguesas.

Los comerciantes y hosteleros de la zona viven «con preocupación» la situación, motivada en buena parte por la crisis, la influencia de las grandes superficies, la reducción de clientela, la dejadez de algunos propietarios de las lonjas y los precios de las mismas. Algunos comercios de ropa femenina, como es el caso de Ochoa, lo sufren a diario y, según apunta su empleada Paula Fernández, el futuro es incierto. «Si seguimos así, igual no pasamos ni de febrero. Hasta hace unos meses, las terrazas estaban llenas al mediodía, pero han cerrado algunos bares y hay poca gente. Así es difícil resistir», admite la responsable del local, que lleva dos años abierto.

Otras lonjas permanecen vacías desde hace más de dos décadas. Es el caso de las emblemáticas discotecas Galos y Country, la primera sala de fiestas de Santurtzi, inaugurada en 1967. Y del bar Dólar. Los tres establecimientos marcaron una época en la localidad. Ahora, solo se ven persianas bajadas, polvo acumulado en los cristales, letreros antiguos... De mitad para arriba, entre el cruce con Juan XXIII e Iparraguirre, la imagen es desoladora. «Tétrica», define Ramos. En el tramo en el que está ubicado su negocio, pasando la plaza del Ancla, hay hasta nueve locales vacíos: «Antes la gente paseaba por aquí. Venían de Portugalete y de Zierbena. Eso se ha perdido. Como no hay comercios abiertos, no vienen. Solo quedan los de por aquí».

Ayudas para abrir negocios

Los residentes del entorno también viven con tristeza la agonía en la que está inmersa esta vía. Algunos no aciertan a entender cómo por «la dejadez de los propietarios y de las instituciones» no se ha llevado a cabo un plan de choque para acudir al rescate de 'Capi' y consignar ayudas para incentivar la apertura de nuevos negocios. «No hay ambiente de discoteca desde hace mucho; ahora es más bien de poteo y en la zona baja. La parte alta está muerta. Deberían recuperar esos locales», opina Elena Fernández, una vecina de la zona.

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x