La ermita de San Ignacio está en el barrio de La Arena.

Ceden la ermita de San Ignacio de Zierbena para usos culturales

zierbena 13/02/2017 23:18 |0

El Ayuntamiento y la Parroquia de San Román han firmado un acuerdo por diez años en beneficio de los vecinos del barrio de La Arena

La falta de actividad ha llevado a la Parroquia de San Román, en Zierbena, a firmar un convenio de colaboración con el Ayuntamiento para ceder el uso de la ermita de San Ignacio de Loyola al pueblo como espacio para la realización de actividades culturales. Dentro de poco, los vecinos del barrio de La Arena podrán reunirse a cubierto para jugar a las cartas, ver partidos o realizar talleres en este enclave.

Así, lo que fue impulsado por el pueblo vuelve a él un siglo después. En septiembre de 1908 se inauguraba esta ermita, a raíz de una petición de los vecinos, que, con la viuda del industrial Agustín Iza, Sebastiana de Ugarte y Aspe, como depositaria, reunieron 1.304 pesetas para iniciar su construcción. De esta forma, podían «cumplir los preceptos de la religión» sin tener que ir a Muskiz y Zierbena.

Si bien es la única ermita que se mantiene en pie a día de hoy en la localidad, se encuentra prácticamente en desuso: solo abre sus puertas el 31 de julio. A partir de ahora, seguirá celebrando su tradicional misa, aunque el resto del tiempo podrá acoger «actividades de tipo cultural, siempre y cuando sean compatibles y respetuosas con las ideas y creencias de la Iglesia Católica», que seguirá siendo titular de la ermita. El acuerdo tiene una validez de 10 años y es prorrogable por periodos de un año, salvo que una de las partes comunique lo contrario.

Gastos de mantenimiento

En el caso de la Parroquia de San Román, con este gesto quiere «agradecer» las inversiones realizadas por el Consistorio a lo largo de los años, que, entre otras cosas, se ha encargado de modernizar su iluminación interior, pintar su fachada exterior y restaurar el mural del presbiterio. A cambio, el Ayuntamiento deberá correr con los gastos de mantenimiento del edificio y asumir el coste de un seguro de daños y responsabilidad civil que cubra los desperfectos materiales y personales que pudieran originarse en su interior.

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x