El mister verdinegro, Pablo Turrillas.

«Ha sido una remontada de fe»

sestao 13/02/2017 23:18 |0

Una victoria balsámica para el Sestao. Inmerso en una situación muy delicada, sumar 3 puntos de una atacada supone un espaldarazo a las intenciones de un equipo que está con problemas graves y que no quiere perder la categoría. Pero ganar al vecino en el último derbi de la Margen Izquierda de la presente temporada da aún si cabe más fuerzas. No son 3 puntos cualquiera. Son 3 puntos de oro a los que el River debe dar continuidad la próxima jornada de cara a acortar la distancia con el puesto que marca la salvación, que está a 8 puntos.

Los verdinegros vencieron el domingo al Barakaldo en un partido en el que tuvieron que remar en contra debido al gol de Cerrajería en el minuto 11. Sin embargo, las fuerzas no flaquearon y los de Turrillas fueron a por el partido. Creyeron en sí mismos. «Ha sido una remontada de fe. Fue un partido muy disputado, sobre todo el primer tiempo. En la segunda mitad, fuimos ligeramente superiores. Hicimos de la necesidad una virtud», señaló ayer el técnico de Deba. Un premio a la insistencia de un conjunto que no da nada por perdido. Es segundo por la cola, pero con la victoria ante el cuadro gualdinegro y la derrota del Amorebieta en Albacete, la situación en la tabla es algo más relajada, dentro de lo que cabe. En caso de perder, el panorama hubiera pintado muy negro. «Sabemos que tenemos que mirar cada semana. Todo lo que sea sumar es importante y si es de 3 en 3 mucho más», añade.

1.500 invitaciones para el Día Escolar en Las Llanas

El Sestao no tiene tiempo que perder camino de la salvación. Por eso, ya tiene la vista puesta en el choque de la próxima jornada. Los verdinegros recibirán el domingo en casa al líder del grupo, el Albacete. La contienda tendrá lugar a las once y media de la mañana, un horario inusual para el River pero que tiene su explicación. El motivo es la celebración del Día Escolar en Las Llanas, una iniciativa que ha cosechado gran éxito en temporadas anteriores. Este año se repite con el mismo objetivo, generar ilusión y acercar a los más pequeños al primer equipo, algo que, a buen seguro, también sirve para dar un empujón a la plantilla en su lucha por mantener la categoría. El club de la Margen Izquierda ha repartido más de 1.500 invitaciones entre los colegios del municipio.

Quedan trece jornadas para que finalice la liga, pero la escuadra sestaotarra prefiere ir semana a semana. Turrillas no es de los que tiene la calculadora en la mano. «No tenemos que hacernos demasiados planteamientos de cuántos puntos necesitaremos. El error sería hacer cábalas de cuantos partidos hay que ganar. Nos llevaría a quedarnos seguramente abajo». Por eso, se centra en la importancia de mantener la línea de juego de las últimas jornadas, en especial, en Las Llanas, donde los números son radicalmente opuestos desde su llegada al banquillo. El entrenador guipuzcoano se hizo con el mando en noviembre y, tras el triunfo ante el Amorebieta, parece haberle cogido la medida al estadio verdinegro, ya que aún no ha perdido ningún encuentro. «Siempre he dicho que la regularidad en Las Llanas es clave para conseguir la salvación. Nuestra idea es hacer de nuestro campo un fortín».

Corbalán, decisivo

Entre las causas de este cambio, el míster guipuzcoano señala que el hecho de colocar las líneas más juntas ha sido determinante para obtener mayores botines de los conseguidos hasta su desembarco en la nave verdinegra. «El bloque lo hemos armado de atrás hacia delante y tratar de defender más cerca de nuestra portería», explica. Pese a las lesiones, el equipo vizcaíno ha sabido sobreponerse. En ello ha sido importante la renovación de la plantilla en el pasado mercado invernal, pues jugadores recién llegados como el joven Armando Corbalán están ofreciendo un buen rendimiento.

En su caso, el mediocentro cedido por el Valencia hasta final de temporada, ha sido decisivo. El pasado domingo dio los 3 puntos a su equipo, y hace dos semanas, un gol suyo sirvió para rematar el partido ante el Zamudio. «Nos ha aportado ese grado de competitividad y carácter que nos hacía falta en el centro del campo ante tantas bajas», comenta el míster. Por su parte, Jon García y Gorka Azkorra acabaron con molestias y habrá que ver cómo evolucionan de cara a participar en el partido del domingo ante el Albacete.

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x