Movilla, en Lasesarre, cuando aún era el entrenador del club.

El ‘movillismo’ pierde a su ídolo

barakaldo 14/03/2017 23:38 |0

El cese de David Movilla, que se metió al público en el bolsillo tras la gran temporada pasada, causa un gran revuelo entre los aficionados

La temporada pasada el sueño del ascenso para el Barakaldo se esfumó a las primeras de cambio, después de caer en la primera ronda del play-off ante el Lleida Esportiu. Sin embargo, la excelente campaña hizo que David Movilla se metiera en el bolsillo a gran parte de la grada. Los 80 puntos sumados no sirvieron para que el conjunto gualdinegro se alzara con el título –se quedó a un palmo tras empatar ante el Arenas en aquel partido fatídico de Gobela–, pero sí para sellar una marca histórica en Segunda B, la mejor de los últimos 35 años. Además, el equipo saboreó uno de los caramelos más jugosos que se pueden dar para un club modesto en la Copa del Rey: alcanzó los dieciseisavos de final, midiéndose ante el Valencia en un partido de ida que fue calificado como el encuentro de la década en Lasesarre.

Por todo ello, Movilla se ganó el aprecio de la inmensa mayoría de la afición después de haber llevado al Leioa a la categoría de bronce en tiempo récord. En menos de un año, en Barakaldo formó un bloque que ilusionó a la hinchada y que despertó de nuevo el sueño del ascenso. Tanto que en el tramo final de la liga pasada surgió una corriente de admiración impulsada por un amplio sector de la afición fabril bautizada como ‘movillismo’ y que se ponía de manifiesto en cada partido con una enorme pancarta bajo el lema ‘Movillismo keep the faith’, con los colores gualdinegros y en el centro el rostro del ya exmíster baracaldés, como si de un auténtico ídolo de masas se tratara.

Contra el Mensajero, el domingo a las doce

Mientras la marejada institucional sigue abierta, al Barakaldo no le queda otra que seguir a lo suyo, centrándose en su cometido: ganar partidos para alcanzar la fase de ascenso a final de temporada. Movilla ha sido apartado del equipo en el mejor momento de la temporada, pues los gualdinegros han conseguido enlazar cuatro jornadas consecutivas sin perder, con tres triunfos y un empate. Su sustituto, el técnico guipuzcoano, Gonzalo Arconada, que será presentado hoy en Lasesarre, tratará de mantener la dinámica positiva venciendo el domingo (12.00 horas) al Mensajero, que llega con serios problemas clasificatorios. En las ocho jornadas siguientes, el cuadro vizcaíno visitará al Real Madrid Castilla, Real Unión, Gernika y Fuenlabrada, mientras que en casa recibirá a la Real B, Amorebieta, Leioa y Rayo Majadahonda.

Durante la presente temporada y pese a que los resultados deportivos no han sido tan buenos como se esperaba –aunque la promoción sigue a 3 puntos–, el apoyo a Movilla ha seguido palpándose en Lasesarre. Una admiración a un ocupante en el banquillo como pocas veces se ha visto en un club. Por eso, desde que se destapó la caja de los truenos y salió a la luz pública que la Junta iba a cesarle de sus funciones como mánager deportivo, se ha sucedido una lluvia de apoyos al técnico, que con su salida del banquillo deja al ‘movillismo’ sin su héroe.

La noticia de la marcha ha causado un gran revuelo en un importante sector de la afición baracaldesa. «No volverá a pasar por el club un tío tan trabajador», manifestó ayer un socio que optó por mantenerse en el anonimato, recordando que el entrenador baracaldés ha sido partícipe de las actividades sociales del club y ha fomentado el acercamiento entre el primer equipo y las categorías inferiores, así como con el resto del municipio fabril. Todo ello, además, de ser un estudioso del fútbol. En los casi dos años que Movilla ha dirigido al Barakaldo, se ha recorrido parte de la península para ver a los rivales en directo y así obtener una mejor preparación de cara a los compromisos ligueros. «Nos ha demostrado su total dedicación y profesionalidad en la consecución de su objetivo, el nuestro, el de todos, retornar a Segunda División. Le consideramos al único capaz de conseguirlo a corto plazo», señaló la peña Cañoneros en un comunicado.

Petición de dimisión

Aunque también hay voces que avalan la decisión de la directiva de prescindir del entrenador a falta de nueve partidos para finalizar la liga. Algunos hinchan aseguran que darle tanto poder en los fichajes ha sido un «error». Sin embargo, desde que se confirmó el despido del técnico vizcaíno, la tensión con la Junta directiva se ha intensificado hasta el punto de que la petición de dimisión –y la posterior convocatoria de unas nuevas elecciones en pleno año del centenario– es una constante.

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x