Los vecinos han protestado en más de una ocasión por el estado de la pasarela.

Un nuevo paso semafórico ayudará a cruzar la N-634 en Galdakao

galdakao 10/02/2017 23:37 |0

La infraestructura, en el barrio de Urreta, estará lista para marzo y convivirá con la pasarela aérea, que según denuncian los vecinos está «muy estropeada»

La N-634, barrera que atraviesa Galdakao, es uno de los puntos más conflictivos para los peatones, sobre todo en los barrios. En el caso de Urreta, aunque hace unos años ya se instaló un semáforo, la solución definitiva para disminuir los accidentes fue la construcción de un paso elevado para sobrevolar la carretera. Sin embargo, no ha sido suficiente, ya que, según denuncian vecinos como Marisa Blanco, «la pasarela está en muy malas condiciones, roñosa y estropeada. Da miedo pasar por ahí».

Por ello, el Ayuntamiento, que hace dos legislaturas incluso valoraba cerrar el puente, ha optado por volver a instalar un paso en superficie regulado por discos lumínicos con pulsador que facilite llegar a la parada de autobús sin necesidad de utilizar el ‘scalextric’ aéreo.

Begoña Martínez, que utiliza a menudo la pasarela elevada, considera que «los coches tendrán que aminorar mucho la velocidad porque van como locos. Cuando se puso hace años el semáforo era muy peligroso pasar». Joseba Aguirre es de la opinión contraria y asegura que «va a ser un alivio, sobre todo para las personas mayores, a las que subir la pasarela les resulta muy difícil». Irune Beitia, que cruza la carretera a diario para llevar a los niños al colegio, señala que «el paso está en muy malas condiciones y lo deberían quitar ya».

47.000 euros

Estas obras, cuyo presupuesto es de 47.000 euros y que se prevé puedan estar finalizadas para marzo, cuentan con el visto bueno de la Diputación, titular de la nacional, e incluyen la urbanización de tramos de acera en ambos lados. Además, este paso peatonal sobre la carretera N-634, que comenzará a perfilarse la próxima semana, irá de la mano la creación de un refugio sobre la mediana, lo que exigirá la retirada de los bloques de hormigón que separan los dos sentidos de circulación. En esa isleta central se colocarán también semáforos de pulsador. Asimismo, para iluminar la zona se ha previsto la colocación en ambos lados de columnas de cinco metros de altura con luminarias. «El paso elevado y el nuevo semáforo convivirán», precisan fuentes municipales, que descartan retirar la pasarela.

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x