Rutas de montaña: Tellamendi (834 m.)

13/01/2017 16:54 |0

Larga y entretenida subida por la divisoria con excelentes vistas sobre Anboto, Udalatx y los valles de Aramaio y Atxondo

Tellamendi es una cumbre espigada y coronada por una gran cruz, en la ruta que de Elorrio sube por el Betsaide al collado de Zabalaundi y Urkiola. El alto donde coinciden Álava, Bizkaia y Gipuzkoa es un excelente mirador de los montes de Anboto, Atxondo, Udalatx y el valle de Aramaio.

Una ruta larga pero sencilla comienza en la plaza de Elorrio. Caminamos hacia el cementerio. Ermita de San José. Tras cruzar la carretera y pasar el túnel de la autovía, al otro lado aparece el letrero que indica ‘Betsaide’ (izd.). Comienza el camino de Memaia. Es una pista, primero de cemento y luego de grava y barro, que sube con fuerza. Se interna entre los pinares y, tras varios repechos, alcanza la fuente de Larraskan (0h.45’). Conserva unos bancos de piedra y tuvo un cazo. Mana todo el año.

La pista continúa con menos pendiente y, tras atravesar una zona de cipreses, alcanza un cruce (1h.00’) en un collado sin vistas. El ramal de la derecha sube al Memaia (también Centenario).

HITOS

Tellamendi:834 m. UTM: 30T X.535783 Y.4768361 Puntuable para los Cien Montes.

Lurgorri:791 m. UTM: 30T X.536298 Y.47688131

Cómo llegar: AP-8 y N-636 hasta Elorrio. Aparcamiento en el Pol. Ind. Betsaide.

Cartografía: MTN 87-IV (Otxandio), 1:25.000, del IGN.

INFORMACIÓN MIDE

Horario:4h.20’ (2h.55’ al Tellamendi y 3h.05’ al Lurgorri).

Distancia:18,7 km.

Desnivel positivo: 830 m.

Severidad del medio:2

Dificultad orientación:2

Dificultad del terreno:2

Esfuerzo necesario:4

Vamos de frente. Antes, un sendero descuidado (izd.) lleva a las antiguas minas de hierro. De frente, la senda arcillosa sube hacia Udalatx. Otro letrero (dch.) nos guía por una pista que pierde altura entre los pinos. Lleva a Betsaide y Tellamendi. Camino con buenas vistas del Anboto.

Alcanzamos los paneles informativos y la fuente de Betsaide (1h.10’). Luego, tras una curva, aparecen los monumentos del collado de Betsaide.

El inferior es más moderno. El antiguo ocupa lo alto de una loma en el punto donde coinciden Bizkaia, Álava y Gipuzkoa (1h.50’). Fue erigido el 30 de octubre de 1955 por iniciativa de Ángel Sopeña, miembro del Club Deportivo desde 1915 y vicepresidente de la FEM, José Luis Sopelana y un grupo de amigos conmocionados por el fallecimiento de cinco montañeros vascos en el Mont Blanc en 1953.

Descendemos al collado inferior, para seguir la pista que va al collado de Zabalandi y al Tellamendi. Ancha y embarrada, remonta el pinar (sin vistas) hasta un amplio claro donde pastan caballos y burros (2h.15’). Letreros. La marcha sigue ahora una antigua trocha embarrada por un hayedo envejecido y trasmocho. Al rato, a la izquierda (2h.25’), un sendero muy empinado sube al collado de Lurgorri.

Tramo exigente y resbaladizo (complicado con lluvia) que trepa entre hayas dispersas y nos deposita en la loma (2h.45’). Buenas vistas. La Cruz de Tellamendi destaca (dch.) sobre el arbolado.

Un corto repecho y pisamos el alto del Tellamendi (2h.55’) también llamado Belamendi, donde vuelven a coincidir las tres provincias. Es un excelente mirador del Udalatx y de la cresta del Anboto con fuerte caída sobre Arrasate y Aramaio.

La Cruz es nueva pero tiene una larga historia. La original fue consagrada el 15 de septiembre de 1935. Aguantó la guerra civil para ser dinamitada el 1 de enero de 1977. Sus hierros se aprecian junto al buzón.

Descendemos al collado de Lurgorri atravesado por un carretil minero para subir a la cima del mismo nombre (3h.05’). Es un promontorio calizo fácil de ascender, coronado por un buzón antiguo sin chapa.

Continuamos el descenso por el hayedo que cubre la ladera de Lurgorri. Señales de GR nos guían. Es pendiente y está cubierta por una capa de hojarasca húmeda, ideal para resbalones y costaladas. Una vez en el collado tenemos la opción de ascender (pista de enfrente) al Larrabil, cima menor y sin vistas.

Desde aquí queda un largo trecho hasta Elorrio (4h.25’), a donde llegamos por la ermita de San José para bajar a la plaza donde se eleva la iglesia de la Purísima Concepción. Allí está enterrado San Valentín de Berriochoa, segundo patrón de Bizkaia y de la diócesis de Bilbao y martirizado el 1 de noviembre de 1861 en Vietnam.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x