El catedrático de Lógica y Filosofía de la Ciencia Jesús Zamora Bonilla.

«Toda tecnología termina usándose para el sexo»

13/02/2017 00:37 |0

El filósofo Jesús Zamora Bonilla y catedrático de Lógica hablará hoy en Bilbao sobre «una de las motivaciones humanas más fuertes» en el Día de Darwin

Hace mucho que el cerebro humano desligó el sexo de la procreación y, como con la comida, hace con él ‘delicatessen’, dice Jesús Zamora Bonilla. El filósofo madrileño hablará esta tarde en Bilbao de sexo y evolución, dentro de los actos del Día de Darwin organizados por la Cátedra de Cultura Científica de la UPV, la Biblioteca de Bidebarrieta y el Círculo Escéptico, con el patrocinio de EL CORREO y la Diputación de Bizkaia.

- ¿Por qué existe el sexo?

- El sexo existe porque permite que se mezclen los genes de individuos distintos y esto proporciona mucha mayor variedad entre los individuos de una misma especie.

- No es tan antiguo como la vida.

- No. Posiblemente, los primeros seres vivos, que eran unicelulares, se reproducían como lo hace hoy la mayor parte de los seres unicelulares, por división en dos genéticamente iguales a la célula madre.

- ¿Qué ventajas tiene el sexo?

- Dentro de cada especie, cada individuo es diferente y se reproducen más aquellos con características que les hacen reproducirse más fácilmente, de tal modo que en las siguientes generaciones habrá más descendientes de esos individuos.

- Y esa variedad...

- ... protege frente a la extinción. Que todos los individuos sean diferentes entre sí hace que, ante una epidemia, los haya más resistentes. Si fueran todos iguales y les afectara una epidemia, se morirían todos. Si son diferentes, afectará a algunos y el resto sobrevivirá.

- Si el sexo es beneficioso, ¿por qué hay organismos que no se reproducen así?

- El sexo es muy costoso en términos biológicos. Requiere una cantidad de recursos muy grande. Hay que buscar pareja, desplegar una serie de conductas complicadas -los rituales de apareamiento- y, normalmente, un cuidado de la prole.

- ¿Da placer porque, si no, no gastaríamos recursos en él?

- Exactamente. El beneficio del sexo es para tus descendientes, no para ti. Ellos van a tener una mejor dotación genética, pero tú no ganas nada biológicamente hablando. Además, si no te reproduces, no tiene para ti ningún coste. No te vas a morir, algo que si te pasaría si dejaras de respirar o comer. Por si eso fuera poco, los animales no tienen ni idea de que las prácticas sexuales conducen a la reproducción. No saben que la causa de que dentro de unos meses pongan un huevo o den a luz unas crías es la actividad sexual que tuvieron antes. Como no tienen ni idea de esa relación causal, la naturaleza se ha inventado un truco, darles placer.

El amor

- ¿El amor es un invento humano?

- No. La forma más antigua de amor es la de las madres hacia las crías. Digo las madres porque en la mayoría de los mamíferos son las que se ocupan de las crías. Los recursos que das a tu cría no te los comes tú. Entonces, la naturaleza se ha inventado una motivación para que te entren ganas de dar la comida a tus hijos en vez de comértela tú. Sería la primera expresión del amor.

- ¿Y el amor romático?

- En aquellas especies en las que el vínculo sexual para la reproducción requiere de algo más que un simple apareamiento y que luego cada uno se vaya por su lado, la evolución ha creado un mecanismo motivacional que vincula a la pareja. Ese es el origen evolutivo del amor romántico, el amor de pareja.

- En la naturaleza, ¿hay uno o muchos tipos de tipo de sexo?

- Como el sexo da placer, los animales intentan repetirlo siempre que pueden, incluso en casos en que la práctica no lleva a la reproducción. En los humanos, igual que con la comida ahora no nos comemos un cadáver a bocados, como hacían los ‘Australopithecus’, y hacemos ‘delicatessen’, con el sexo y las motivaciones eróticas y afectivas también podemos hacer muchos tipos de ‘delicatessen’, actividades muy complejas no relacionadas necesariamente con la reproducción.

- ¿Practicaremos sexo con robots?

- Cualquier tecnología termina adaptándose para tener utilidad en el sexo. Es una de las pocas leyes sobre la evolución de la tecnología que no tienen ninguna excepción. El placer sexual es una de las motivaciones humanas más fuertes y es lógico que a todo lo que inventemos teminemos encontrándole aplicación sexual. Pero no creo que eso suponga un riesgo para que desaparezca el sexo, sino todo lo contrario. Según vaya avanzando la Humanidad, el sexo tendrá más formas distintas de manifestarse.

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x