El 'youtuber'.

¿Qué le pasó por la cabeza al 'youtuber' adolescente que humilló a un sin techo?

17/02/2017 17:45 |0

«Lo suyo es falta de empatía. No considera a ese hombre que pedía en la calle un ser humano como él, sino un instrumento para conseguir fama. Por eso le da unas galletas rellenas de pasta de dientes», diagnostica el psicólogo Guillermo Fouce

La humillación de un chaval de 19 años a un sin techo, grabada en vídeo y exhibida en Internet, ha traspasado las paredes virtuales de YouTube. Está ahora entre otras más sólidas, las del Juzgado de Instrucción número 33 de Barcelona, que ha abierto una investigación para esclarecer si el 'youtuber', de nombre 'Reset', cometió un delito al colgar un vídeo en las redes sociales en el que se le ve ofreciendo galletas rellenas de pasta de dientes a un hombre que pedía en una calle de Barcelona para reírse de él.

La Policía vio las imágenes y localizó al hombre, que declaró haber sentido naúseas y un tremendo malestar tras ingerir las galletas. Y dio también con el 'youtuber' que, tras entregarle el paquete de galletas que previamente había rellenado con dentífrico, dijo a la cámara. «A lo mejor me he pasado, pero le ayudará a limpiarse los dientes porque igual no se los limpia desde que se volvió pobre».

Y no tardó el armarse el revuelo. 'Reset' se vio obligado entonces a responder: «Aún soy un niño, no tengo la cabeza muy madura», se excusó. Un 'mea culpa' que no le exime de responsabilidad. Tras conocer los lamentables hechos el Ayuntamiento de Barcelona anunció que se personaría como acusación popular en la causa en la que 'Reset' figura como imputado (investigado) y la Fiscalía de Odio y Discriminación también va a ejercer la acusación. El 13 de marzo el juez ha citado al adolescente para tomarle declaración.

«Gente como él o como ese otro chico que grabó un vídeo en el que ponía la zancadilla a una mujer solo buscan notoriedad, hacerse publicidad»

Al margen de lo que alegue en los tribunales o de que se muestre arrepentido cuesta entender un comportamiento así. Pero Guillermo Fouce, de Psicólogos sin Fronteras, tiene claro el diagnóstico: «Falta de empatía». «Lo que ocurre con ese chaval es que no se pone en el lugar del otro y tampoco considera a ese hombre que pide en la calle un ser humano como él. No le ve como un igual, sino como un instrumento para lograr fama».

El canal de YouTube de 'Reset' recibe diez millones de visitas al mes y él percibe beneficios econoómicos por exhibir sus 'bromas' en Internet. «Gente como él o como ese otro chico que grabó un vídeo en el que ponía la zancadilla a una mujer solo buscan notoriedad, hacerse publicidad». Y esa mala fama solo se consigue por dos vías, apunta el especialista: «la violencia o el sexo».

Ambas vías son sintomáticas de «un deterioro en la educación emocional» del sujeto. «En las escuelas se ha abandonado el trabajo emocional. Y por ahí vienen muchos casos de bullying. El niño que agrede a otro cree que ese otro no es como él, que se merece lo que le está ocurriendo porque es diferente. Y lo mismo sucede con este 'youtuber', para él este sin techo no es nadie, no merece la consideración de otras personas».

«Realidad deformada»

Por eso, argumenta Guillermo Fouce, «este chaval no daría galletas con pasta de dientes a un amigo, ni el que puso la zancadilla a la mujer se lo haría a alguien a quien quisiera. Lo hacen con gente a la que no consideran personas como ellos».

¿Por qué les quieren hacer daño?

No hay una motivación de daño. El 'youtuber' que le da pasta de dientes al hombre de la calle no cree que está haciendo un daño. Y no lo cree porque su realidad está deformada. Vive en una especie de hiperrealidad, no pone límites entre su vida personal y la que exhibe por internet. Él no quiere hacerle daño conscientemente al hombre, simplemente cree que esa persona no merece respeto.

¿Qué castigo merece?

Si el juez le pone una sanción económica le ayudará a darse cuenta de que algo ha hecho mal. Pero no es suficiente.

«Una sanción económica le ayudará a darse cuenta de que algo ha hecho mal, pero no es suficiente»

¿Qué más hace falta?

En estos casos hay que ponerles en el lugar del otro. Sería útil que obligaran a este chaval a grabar un vídeo en el que se le vea dando comida a personas sin techo. Igual que cuando se producen insultos y actitudes racistas una solución acertada es poner a esa persona a trabajar un tiempo en un centro con inmigrantes, o con una asociación de mujeres en el caso del chaval que puso la zancadilla a la chica y en la que se percibía un tinte machista. Todo el mundo es recuperable.

El vídeo que ha originado la denuncia se puede encontrar fácilmente en Internet, además de las decenas de estupideces que sube 'Reset' a la red. Y por ahí viene buena parte del problema. «YouTube debería regular esto y cortarlo. Porque así se solucionaría el problema, ya que la gente que graba este tipo de vídeos solo quiere que les vean más y más internautas».

Guillermo Fouce reconoce que «se están aplicando filtros», pero los considera «insuficientes», además de «un coladero». «La víctima, en este caso la persona sin techo, tendría que ir judicialmente no solo contra el 'youtuber', sino también contra el canal de Internet que le ofrece la plataforma para exhibir esas imágenes. Si hubiera sentencias contra esas empresas se solucionaría buena parte del problema», advierte el psicólogo. Lo que hay hasta ahora es un protocolo que obliga a actuar a los responsables de las redes sociales si alguien denuncia un contenido por inapropiado. Un parche, dice Fouce, porque «cualquiera se ha podido bajar ese vídeo previamente y estar reproduciéndolo por otros canales». De hecho, no hay que buscar mucho para ver la infame grabación de 'Reset'.

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x