El tabaco es una causa reconocida en hasta 29 enfermedades.

¿Cuánto cuesta dejar de fumar?

Bilbao 12/01/2017 15:29 |0

El 85% de las personas que abandonan el tabaco recaen si prueban un par de caladas. Por lo general, se engorda entre 3 y 5 kilos en seis meses. Pero aparcar los cigarrillos mejora la capacidad pulmonar en solo una semana

Sabía que este momento tenía que llegar, la decisión estaba más que tomada. Son ya once días sin el paquete de tabaco en el bolsillo pero la sensación no remite, es como estar subiéndose uno por las paredes, debatiéndose entre tirar la toalla o apelar a la fuerza de voluntad. Faltan aún 354 días para alcanzar el nuevo estatus, el del exfumador, porque la medicina no considera tal a nadie que no haya estado un año entero 'limpio'. Pero, ¿y si le doy dos caladas solo? ¿Podría recaer? El 85% de las personas que lo hagan recaerán. Son datos del Ministerio de Sanidad y Consumo.

Y esta pregunta se estarán haciendo ahora mismo Andoni, Ane, César, Andrea... cualquiera que aprovechando el cambio de año se haya puesto como propósito dejar de fumar, uno de los objetivos más habituales junto al de la dieta y el deporte. Es probable que la mayoría de estas personas sufran a estas horas «fuertes irritaciones de garganta, flemas y tos». Pero, según informes médicos, esas molestias tienen fecha de caducidad: tres semanas. «A partir de ese momento empezarán a encontrarse un poco mejor».

«Son habituales las primeras tres semanas las irritaciones fuertes de garganta, las flemas y la tos»

Cada año mueren en España «55.000 personas» por tabaquismo. Es la causa reconocida de «29 enfermedades, entre ellas diez tipos de cáncer» y propicia el «30% de las cardiopatías coronarias». Si eres mujer, peor todavía. «Se te adelantará la menopausia dos o tres años y aumentarás el riesgo de padecer osteoporosis». Cuando lo dejes, sin embargo, tardarás «20 minutos en normalizar la tensión arterial» y bastarán «unos días para que recuperes el olfato y el gusto». Además, «la capacidad pulmonar empezará a mejorar en una semana, al igual que tu piel».

Así que solo hay que dar el salto. «Lo importante es estar motivado y tenerlo claro», explica Agustín Salazar, doctor del Centro de Salud del bilbaíno barrio de Deusto. Y se puede dejar con o sin ayuda. «El 'Zyntabac' y el 'Chantix', combinados con los parches de nicotina, multiplican por cuatro las posibilidades de éxito», asegura el médico, que se muestra rotundo y cero permisivo con el humo. «Con un solo cigarro que fumes al día ya eres fumador».

«Bollos, galletas y snacks»

Alguno piensa que al renunciar al cigarrillo ha perdido un amigo (traicionero, sí, pero un amigo). A sumar, que lo normal es engordar entre 3 y 5 kilos los seis primeros meses, efectos a los que se puede añadir una sensación de sentirse deprimido, al límite, aunque si se soporta el primer minuto, esta sensación se pasa.

Lo del peso, que preocupa a muchos, tiene fácil solución. Eider García de Albéniz, nutricionista del centro Onure de Vitoria, nos explica cómo controlarlo: «El consumo de nicotina genera una sustancia llamada dopamina, neurotransmisores en el organismo que nos generan placer». Por eso no es de extrañar que cuando apartamos el tabaco busquemos «compensar esa adicción con ciertos alimentos superfluos». No tienen gran valor nutricional, pero de igual manera generan dopamina y suplen parte del vacío que dejó el tabaco. La especialista cuenta que es «muy frecuente que una persona con la ansiedad que produce la abstinencia del tabaco se tire a los bollos, las galletas, los snacks... Y, claro, así se coge peso».

«Con un solo cigarro que fumes al día ya eres fumador», advierten los médicos

¿La solución? Seguir la base de la alimentación: fruta, verdura, legumbres y comidas integrales. «Hay que tomar alimentos antioxidantes, ricos en nutrientes como vitamina C (cítricos: naranja), vitamina A (zanahoria), vitamina E (aceites vegetales) y omega 3 (pescados azules). Si sigues esas pautas de manera controlada y bien asesorado, el hígado y los otros órganos depurarán antes los residuos tóxicos generados al fumar y pronto te encontrarás mejor. Es un 2x1», explica optimista. Además, para mantener la línea es «clave» el deporte. No solo para dejar de fumar, también para ordenar nuestras vidas y afrontar los momentos de riesgo. No hay un solo especialista que pase por alto la importancia de aumentar la actividad física.

¿Comer sano no te vacía la cartera?

Eso es falso. Los alimentos superfluos son más baratos que las frutas, las verduras y el pescado, es verdad. Pero te garantizo que quien come sano, generalmente ahorra dinero. Piénsalo, dejan de comprar porquerías y ahorran. Encima, ya no gastarán en tabaco. Lo que pasa es que hay que tener estrategias y una organización previa. Hacer una lista de la compra e ir a piñón fijo. Veremos grandes beneficios en nuestra salud y en nuestro bolsillo.

Ya puedes leer el libro milagro, vapear (el boom ya pasó y la mayoría recurre al pitillo cuando no tiene la máquina), comer y probar con la acupuntura, la hipnosis o los medicamentos... fórmulas que la gente va probando, pero si no estás convencido de dejar de fumar, no lo lograrás, advierten los expertos. Así que lo primero es tomar la decisión, firme... y después cambiar algunas rutinas, sudar y lucha contra uno mismo. Funciona, porque mucha gente lo ha conseguido. Y tú, ¿estás preparado?

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x