Dos buzos buscan el coche donde se encontraban los jóvenes.

«Del coche que cae al agua no sale nadie»

LAredo 15/02/2017 16:10 |0

El tío del joven que sobrevivió al trágico accidente del pasado domingo en Laredo relata el testimonio que dio su sobrino sobre lo ocurrido

«Mario está hundido. De las dos vidas que tiene ha gastado una porque del coche que cae al agua no sale nadie; te pones nervioso, empiezas a pegar patadas, gastas oxígeno y mueres». Adolfo, el tío del único de los tres jóvenes que sobrevivió al trágico accidente ocurrido en el puerto de Laredo en la madrugada del pasado domingo, trasladaba así el sentir del joven de 19 años, conmocionado por la muerte de sus dos amigos.

Adolfo avanzó ayer el relato de los hechos que ofreció su sobrino. «Había salido de trabajar y fue en coche al puerto, donde estaban sus dos amigos, que se subieron al vehículo. Uno de ellos le dijo: ¡Mario, déjame meter para adelante y para atrás! En ese momento, cogió el volante, metió marcha adelante y marcha atrás hasta que apareció una patrulla de la Guardia Civil y mi sobrino le avisó. Entonces el chaval se puso nervioso y pisó el acelerador en lugar de pisar el freno, y cayeron al agua».

En el momento en el que tuvo lugar el accidente, el padre de Mario se encontraba en la fiesta de cumpleaños de su hermano Adolfo, en Soto de la Marina. Según detalló ayer este último, la Policía había ido dos veces a casa de los padres de Mario a avisarles de lo ocurrido, pero no pudieron localizarles. Después llamaron desde el hospital informándoles de que su hijo estaba allí. «A mi hermano se le salía el corazón». «Al llegar allí y presentarse como el padre de Mario se temió lo peor al ver la cara de dos enfermeras, que le dijeron que estaba vivo. Pero cuando Mario le comentó que uno de los dos que estaba dentro del coche accidentado era Rubén, se le cayó el alma a los pies, porque ese chaval se ha criado con mi sobrino. Eran amigos de la infancia».

Después de abandonar el hospital, el padre de Mario se desplazó hasta el puerto para interesarse por los dos amigos de su hijo, cuyos cuerpos sin vida fueron rescatados sobre las siete de la mañana. Horas más tarde, Adolfo se enteró de lo sucedido e inmediatamente llamó a su hermano para que le informara. En ese momento, Mario y su padre se trasladaron hasta las dependencias de la Guardia Civil de Laredo para prestar declaración.

Adolfo aseguró que si su sobrino ha logrado salvarse es porque «lleva nadando toda la vida». De hecho, «ha hecho cursillos de salvamento marítimo porque está de socorrista en verano en la Cruz Roja de Laredo».

«Intentó rescatarles»

El tío de Mario detalló ayer también cómo vivió su sobrino el momento del accidente. «En el momento en el que cayó al agua, mi sobrino ya sabía que no tenía que ponerse nervioso, porque entonces estás perdido. Esperó a que el coche se posase en el fondo. Vio las luces del vehículo que seguían encendidas y al abrir los ojos se percató que tenía su ventanilla abierta. Entonces vio una roca al lado, se agarró a ella y salió a flote. A continuación, cogió aire y volvió a bajar, pero ya era imposible porque estaba muy oscuro no veía nada».

Adolfo lamentó ayer, una y otra vez lo ocurrido, y trasladó el malestar de su sobrino. «Es un marrón». Asimismo, contó que cuando su sobrino fue al velatorio de sus dos amigos, el hermano de uno de ellos le dijo que no se culpara de lo que había sucedido «porque había sido un accidente».

Sobre la polémica suscitada tras el testimonio de uno de los pescadores que presenció los hechos y que criticó una «falta de medios» a la hora de proceder al rescate de los chavales, el tío de Mario consideró que no tiene sentido entrar en esos temas «porque en 40 segundos te ahogas si no respiras».

Adolfo comentó que tiene algún amigo bombero y la experiencia dice que cuando alguien cae al agua dentro de un coche es «prácticamente imposible salir de él, a no ser que tengas unas nociones de socorrismo o salvamento marítimo como es el caso de Mario, que, aún así, tuvo suerte». El tío del joven que sobrevivió se mostró ayer preocupado por las consecuencias que pueda tener para su sobrino este accidente, teniendo en cuenta que le dejó el coche a una persona que no tenía carné, un hecho que está tipificado como delito.

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x