El ascensor salvará una gran pendiente.

Un ascensor unirá Mekola y Legarre

16/03/2017 23:07 |0

Queda descartada la instalación de escaleras mecánicas por su elevado coste. Los trabajos se realizarán paralelamente a la urbanización de la zona del chalet de Vildosola, que será derribado

El proceso de regeneración urbanística del centro de Eibar experimentará un cambio importante con una actuación de relevancia que permitirá recuperar espacios degradados e integrarlos en la nueva fisonomía del caso urbano de la localidad. En esta ocasión se trata de la zona de Mekola-Arrate Bide, donde se proyecta la desaparición de viejos edificios y la creación de nuevas urbanizaciones.

Este proyecto se une a otras actuaciones de regeneración del casco urbano llevadas a cabo en los últimos años, entre las que han destacado las correspondientes a Muzategi, Legarre-Amaña, o las de Isasi-Ego Gain.

Ahora le toca el turno a otros ámbitos como el de Mekola, que pese a estar a escasos metros de la Plaza de Unzaga, ofrece una imagen que deja mucho que desear. La causa hay que buscarla en la paralización de cualquier proyecto a la espera de que existiese un acuerdo con la propiedad del chalet de Vildosola, en ruinas y abandonado desde hace años, que ha impedido el desarrollo de la zona. Desacuerdos con los propietarios durante años a la hora de concretar los planes de futuro de la zona han ido agudizando la mala imagen.

Una consulta determinará el elevador de Jardines

Otro de los ascensores que se tiene previsto instalar es el de Jardines, incluido en el borrador del presupuesto municipal que están negociando los grupos políticos. Tras la serie de reuniones de barrio mantenidas con los vecinos de esta zona de Eibar y otras calles, se ha llegado al acuerdo de proseguir con el encargo de proyectos que consigan unos mejores accesos a este punto. En principio, el equipo de Gobierno municipal piensa llevar a cabo una reforma del acceso de Paguey a Jardines, punto importante de circulación de vehículos y entrada de vecinos que dispone el barrio. La pronunciada pendiente y la estrechez de la calle en la que los coches deben circular en doble sentido hacen obligado llevar a cabo la rectificación de la curva que existe desde tiempo inmemorial y que ha servido de punto de entrada y salida única hacia este barrio hasta que se llevó a cabo la construcción de la primera fase de la variante que cuenta con una vía de acceso también a Jardines.

La mejora de la accesibilidiad para los peatones dio un salto con la construcción de unas escaleras mecánicas desde Muzategi, pero son consideradas «como insuficientes» por los vecinos; especialmente, para personas en sillas de ruedas o con movilidad reducida.

Por este motivo se tiene previsto llevar a cabo una consulta entre los vecinos, para estudiar el punto más conveniente, entre dos propuestas, para su instalación definitiva. En una de ellas se pretende instalar el ascensor desde el hueco de Telefónica, en San Juan, hasta Aldatze, y la otra se basa en un elevador que parta del gimnasio de Muzategi hasta Jardines.

Alcanzado un consenso

Pero por fin se ha alcanzado un consenso. La tramitación urbanística está avanzada y en breve se espera llevar a cabo el derribo del chalet. El Plan General de Ordenación Urbana de Eibar permite a los dueños del solar construir un edificio de viviendas en la parcela situada más próxima a Arrate Bide , junto a la carretera de Arrate. Será un inmueble con 17 pisos y garajes bajo rasante.

A cambio de esta concesión, la parcela donde ahora está el chalet, al lado del paseo sobre las vías del tren, pasa a ser de propiedad municipal, lo que permite al Ayuntamiento construir un parque de uso público, si bien no se actuará en el subsuelo para crear un espacio de garajes, tal y como se había previsto inicialmente, debido al elevado coste de esa actuación.

Además, el nuevo parque quedará unido al paseo sobre el ferrocarril, y en uno de los laterales se dispondrá de un gran ascensor que unirá Mekola con Arrate Bide. Inicialmente, se había previsto un nuevo tramo de escaleras mecánicas que atravesarían ambos puntos para llegar cerca de la carretera de Arrate, pero se ha acordado construir un ascensor, en dos tramos. Uno desde el paseo encima de las vías del tren, en San Juan hasta Mekola y otro tramo desde este punto hasta Arrate Bide. Con este ascensor se conseguirá salvar una gran pendiente, con lo que la zona quedará realzada notablemente, al tiempo que se dotará a este punto de una mejor accesibilidad. El nuevo equipamiento será muy similar al construido desde la Residencia San Andrés hasta Legarre alto, así como a los de Bista Eder a Eulogio Gárate- Mutiola, con una torre de ascensor y dos pasarelas de conexión horizontal con las calles, a diferentes alturas.

TEMAS

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x