Los moteros de Campturis regresan con fuerza

Miranda de Ebro 12/03/2017 01:03 |0

La Primera Quedada, tras cinco años de ausencia, supera todas las previsiones y concentra 450 inscritos que llegaron en más de 300 motos

La respuesta al llamamiento del Motoclub Campturis ha dejado claro que había ganas de motos. De hecho esa era la frase que se oía de modo reiterado entre todos los que iban llegando al punto de cita para iniciar la Primera Quedada. Un encuentro que llegaba después de que la falta de participante hiciera que el club dejara aparcadas sus concentraciones.

Habían pasado cinco años desde la última reunión de moteros promovida por el Campturis y ayer casi se quedó pequeño el aparcamiento es cogido para iniciar las actividades de la jornada. No en vano, y después de que en días previos se tuviera que incrementar el plazo para la inscripción, ayer minutos antes de las once la mañana hubo que poner freno y cerrar las inscripciones.

La cita llegaba con incertidumbre pero los integrantes del club no cabían en sí de satisfacción cuando comprobaron el incesante goteo de máquinas de todas las cilindradas, marcas y modelos que fueron llegando.

Tanto es así que su alcanzó el número de 450 participantes, llegados de ciudades cercanas que acompañaban a los mirandeses amantes de las dos ruedas. Los llegados lo hicieron en más de 300 motos. «Una cifra que ha sido para nosotros toda una sorpresa positiva», reconocía no sin orgullo el presidente del club, Paco Bautista que junto con otros compañeros casi no daba a basto para dar las papeletas de inscripción.

Se había esperado mucho tiempo y, por fortuna ayer se conjuraron todos los astros para hacer de la jornada «la ideal. En los últimos tiempos parecía que no acertábamos ni con la fecha ni con el tiempo, pero hoy ha salido un día perfecto».

La aceptación también sirvió para constatar que en el Campturis han dado con la tecla en cuanto a la propuesta de quedada de un día. «No sé si la crisis o qué, hacía complicado que la gente viniera para más de un día. Parece evidente que organizar una quedada de un día es lo que más convence».

Eso sí, también supone este cambio que en el encuentro «quienes vienen lo hagan de ciudades más cercanas, que tengas una hora y media o un poco más de camino. Así que hay gente de Euskadi, La Rioja, Navarra y Aragón, fundamentalmente».

Y en esta cita se reencontraron muchos de los que habitualmente participan en este tipo de concentraciones porque de lo que se trata es de «pasar un buen rato», como apuntaba Juan Patón, que acudió acompañado por su hijo Lucas, de 10 años». Él participaba por primera vez «porque me gusta ir con mi padre en moto», y esperaba «disfrutar un montón con todo lo que se va a hacer».

Desde Logroño llegó un grupo de catorce amigos. David Palacios comentó que «se está viendo un ambiente extraordinario. Nos gusta andar en moto, y aunque no habíamos venido nunca a la concentración de Campturis, nos parece que está resultando muy bien».

Como todos los motoristas, aprovechó para pedir que los conductores estén más pendientes de ellos cuando van por la carretera. «Es importante que haya más seguridad», apuntó, pero no olvidó decir que «también nosotros tenemos que circular con cuidado».

Algunas chicas, como Amaya Garrido y Lidia Rico, que venían de «paquete», y definieron el ambiente como «genial. Esta es una afición fantástica y lo bonito es disfrutar de la moto y conocer gente». Y pudieron hacerlo en la quedad, que fue todo un éxito».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Noticias relacionadas

Lo más

COMENTARIOS

©ELCORREO

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración..

x